La CNMC fija un precio mayorista de la fibra de Telefónica por debajo de la consulta pública

Establece un precio máximo de 16,38 euros, frente a los 17,52 euros de la consulta

La apertura de la red de Telefónica provocó una gran polémica

Sede de la CNMC en Madrid.
Sede de la CNMC en Madrid.

La Comisión Nacional de Los Mercados y la Competencia (CNMC) ha dado luz verde a una de las grandes polémicas del sector de las telecos: el precio mayorista para la entrada de los operadores alternativos en la red de fibra de Telefónica. Así, el regulador ha aprobado la metodología de cálculo, también llamado “test de replicabilidad”, de los precios mayoristas de fibra óptica de la teleco.

En un comunicado, la CNMC ha explicado que “conforme al proyecto de medida la cuota máxima mensual para el NEBA local y para la componente de acceso del NEBA fibra quedaría establecida en los 16,38 euros, valor inferior al propuesto en la consulta pública, que era de 17,52 euros”.

Este precio entrará en vigor una vez que se apruebe la medida definitiva. Hasta ese momento, y de manera provisional, los precios de NEBA local serán los mismos que actualmente están vigentes para la cuota de acceso del servicio NEBA fibra (es decir, 19,93 euros mensuales). Telefónica se mostró muy crítica durante el inicio y desarrollo de esta nueva regulación, que le va a obligar a abrir su red de fibra a la competencia. La teleco advirtió en muchas ocasiones que este marco regulatorio penalizaba a la inversión en infraestructuras. Desde Telefónica no se han querido hacer comentarios hasta que la regulación se apruebe de forma definitiva. 

La CNMC recuerda que la regulación mayorista de los mercados de banda ancha se aprobó en febrero de 2016. En ella se impone a Telefónica la obligación de prestar el servicio mayorista NEBA-local (acceso virtual a su red de fibra) en toda España, excepto en los 66 municipios más competitivos. Los precios de los servicios NEBA-local y NEBA-fibra pueden ser fijados libremente por Telefónica. “No obstante, se establece como condición que los productos de fibra más representativos de la compañía (los llamados productos BAU emblemáticos) puedan ser replicados por un operador alternativo eficiente utilizando los servicios mayoristas de fibra de Telefónica”, dice la CNMC.

De igual forma, señala que la metodología que se ha notificado a la Comisión Europea establece los criterios para determinar si los precios que Telefónica imponga para sus servicios NEBA-local y NEBA fibra son compatibles con la exigencia de replicabilidad a la que están sujetos. Según el regulador, esta metodología establece los criterios para determinar cuándo un producto de fibra de Telefónica se califica como producto BAU emblemático. De acuerdo a los criterios propuestos, el conjunto de productos emblemáticos agrupan a más del 80% de los clientes de fibra de Telefónica.

Además, la metodología detalla los principios generales y los parámetros por los que se rige el test de replicabilidad, haciendo especial hincapié en el tratamiento de los empaquetamientos convergentes. También impone a Telefónica una serie de obligaciones de información necesarias para que la CNMC pueda realizar un seguimiento exhaustivo de la evolución de las ofertas NEBA-local y NEBA fibra así como de las principales magnitudes utilizadas en el test de replicabilidad.

La CNMC señala que en caso de que los precios impuestos por Telefónica no permitan a los operadores alternativos replicar todo el conjunto de productos BAU emblemáticos, la metodología prevé que se lleve a cabo un ajuste temporal en los precios de las ofertas mayoristas NEBA-local y NEBA fibra. Cada seis meses se actualizarán los parámetros utilizados en el test de replicabilidad y el listado de productos BAU emblemáticos.

En estas revisiones se procederá a revisar el listado de productos BAU emblemáticos; evaluar su replicabilidad conforme a parámetros actualizados; y, en su caso, a ajustar los precios de los servicios mayoristas sujetos al test.

Normas