Windows Hello

Se puede engañar al reconocimiento facial de Windows 10 con una foto

El sistema de identificación vuelve a quedar en entredicho

El reconocimiento facial está de moda, y es así porque cada vez se buscan capas e seguridad más férreas que impidan que otra persona pueda suplantar nuestra identidad en dispositivos móviles. Pues bien, tras el reconocimiento facial de Samsung o Apple, ahora muchos usuarios están utilizando el reconocimiento facial de Windows, conocido como Hello. Al igual que en el resto de casos, este sistema escanea nuestro rostro para compararlo con la persona que se sienta delante de nuestro ordenador. Pero una vez más este sistema ha quedado en entredicho.

Puedes suplantar la identidad con una foto, aunque hay truco

Previamente ya se había detectado una vulnerabilidad por la que era posible suplantar la identidad de una persona gracias a una simple fotografía, algo que se había subsanado en el Fall Creators Update.

El problema es que si has configurado el reconocimiento facial en la antigua versión de Windows, todavía es posible engañar a Windows con sólo mostrar una foto nuestra a la cámara del ordenador, en este caso una Surface 4. Eso sí, no es tan sencillo como parece, ya que la foto debe haberse hecho con una cámara de infrarrojos, que es como lo hace el propio software de Microsoft.

Normas