Boeing y Embraer confirman estar en negociaciones para su fusión

Las conversaciones estarían paralizadas a la espera del pronunciamiento del Gobierno de Brasil

Las acciones de la brasileña subieron un 22,5% en la Bolsa de Sao Paolo

Boeing

Boeing y Embraer han confirmado que las dos compañías están involucradas en discusiones para una posible combinación de sus negocios, conversaciones que se encuentran en una "fase inicial", por lo que "no hay garantía" de que la operación se lleve a cabo. No obstante, los títulos de la brasileña subieron un 22,5% al cierre de la Bolsa de Sao Paolo.

Las conversaciones iniciadas por Boeing para comprar el fabricante de aviones brasileño implicarían una prima relativamente grande para Embraer, con un valor de mercado de unos 3.700 millones de dólares (más de 3.118 millones de euros), según adelantó el diario estadounidense The Wall Street Journal, citando fuentes conocedoras de la negociación.

Las conversaciones entre ambas partes están en suspenso a la espera del pronunciamiento del Gobierno de Brasil, que tiene una llamada 'participación de oro' en Embraer que le otorga poder de veto sobre tal transacción.

El fabricante brasileño señaló en una comunicación a la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM) que, en cualquier caso, que la operación estaría sujeta a la aprobación del Gobierno brasileño y de los órganos reguladores, de los consejos de administración de las dos las compañías y de los accionistas de Embraer.

"Boeing y Embraer no pretenden hacer comentarios adicionales sobre esas discusiones", señalan las dos compañías aeronáuticas en un comunicado conjunto.

Ofensiva comercial en los aviones pequeños

El anuncio se produce pocos meses después de que Airbus, el mayor rival de Boeing, comprara al fabricante canadiense Bombardier el 50,1% de C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP), la sociedad encargada de la producción del programa C-Series de pasillo único. Este segmento del mercado de aeronaves de 100-150 asientos se espera represente más de 6.000 nuevos aviones en los próximos 20 años.

Precisamente hoy, Airbus auguró una fuerte presión en ciertos proyectos, como el de su intención de compra del C Series, todavía pendiente de la autorización de las autoridades lo que llevará unos meses, ante ciertas tendencias proteccionistas y ante la ofensiva comercial de su rival Boeing.

Cooperación durante años

Boeing y Embraer han cooperado durante años, especialmente en el avión de carga militar KC-390, que está siendo construido por la empresa brasileña. Comprar Embraer también traería la exposición de Boeing al mercado de los aviones de negocios, que ha estado bajo presión.

Ante las reticencias al acuerdo que pudiera mostrar Brasil, Boeing está dispuesto a tomar medidas para proteger la marca, la administración y el empleo, así como a estructurar un trato de una manera que proteja el interés del Gobierno en el negocio de defensa de la brasileña, según indica el diario norteamericano.

Embraer está considerada la joya de la corona de la industria brasileña. Con sede en la ciudad de São José dos Campos, en el estado de São Paulo, es el tercer mayor fabricante de aviones comerciales del mundo y cuenta con alrededor de 18.000 empleados.

Fundada en 1969 con la ayuda del Gobierno brasileño fue privatizada en 1994 cuando no era rentable. En su más de medio siglo de vida, ha desarrollado, producido y entregado más de 8.000 aeronaves.

Normas