El fondo soberano noruego pone a la banca española en el foco: suma posiciones por 3.000 millones

Las entidades financieras suponen un 22%de los 14.000 millones dedicados a España

La entrada en Liberbank y la reciente compra en Bankia refuerzan su posición

norges bank Ampliar foto

En apenas dos meses el mayor fondo soberano del mundo, Norges Bank, se ha movido rápido y con contundencia en las dos operaciones más importantes de la banca española. Se trata de la ampliación de capital de Liberbank y la colocación de un 7% de Bankia por el FROB. Con estas dos adquisiciones, Norges Bank eleva su apuesta por el sector con más peso en la Bolsa española y roza los 3.000 millones.

Tras estos últimos movimientos, el fondo soberano noruego está presente en todas las entidades financieras cotizadas en España excepto Unicaja, el último banco en debutar en el parqué. Los bancos representan en torno al 22% de los más de 14.000 millones que el fondo dedica a la Bolsa española, según los datos de Thomson Reuters.

Aunque sus posiciones sobre el capital son inferiores al 3% (y por tanto no tienen la obligación de comunicarlas a la CNMV), la mayor inversión de Norges en el sector y en toda la Bolsa es en uno de los pesos pesados, Santander, según los datos recopilados de Thomson Reuters. El 1,56% del capital del banco está en manos del fondo noruego, valorado en 1.400 millones, a precios del cierre de ayer. La siguiente apuesta coincide con el segundo banco que más vale: BBVA. Norges tiene un 1,16% en la entidad presidida por Francisco González, con un valor de algo más de 500 millones.

Esto forma parte de la apuesta del primer fondo soberano del mundo por la renta variable. Un 63% de sus inversiones la hacen en Bolsa, mientras que la renta fija supone un 30% y el capital riesgo, apenas un 10%.

La previsión es que en el futuro el peso de la Bolsa aumente, a expensas de reducir sus posiciones en activos como el petróleo. Una postura paradójica, dado que predice el declive de la principal fuente de financiación de este fondo, el crudo extraído del mar del Norte.

No es, sin embargo, el único peso pesado de las finanzas internacionales que apoya la inversión en banca. En las perspectivas para el año próximo de Goldman Sachs, por ejemplo, sector el financiero era uno de los sectores que recomendaba sobreponderar. La mejora de la economía apoya la evolución de los valores cíclicos y la cercanía de la primera subida de tipos de la era Draghi cimenta las posibilidades de estas entidades en Europa.

Entre ellas, ha destacado Bankia. La antigua Caja Madrid es el tercer banco español con más peso en la cartera de los noruegos. Además, se erige como el segundo accionista de la entidad, tras el Estado, que retiene un 60% de los títulos.

Norges Bank ha aprovechado las dos colocaciones de Bankia que ha realizado el Estado, a través del FROB, en los últimos casi cuatro años. En 2014, cuando el Gobierno de Rajoy puso en el mercado por primera vez un 7% de Bankia, este fondo ya aprovechó el descuento del 4% con el que se cerró la operación para tomar posiciones sobre el capital.

Hasta el 11 de diciembre, cuando el Estado realizó la segunda venta, Norges Bank controlaba el 2,5% de Bankia. Entonces adquirió unos 20 millones de acciones más (en torno a un 0,7%) por 80 millones. En total tiene ya el 3,26% del banco;porcentaje que vale unos 380 millones.

Aunque el montante invertido es el más reducido, los movimientos de estos meses de Norges Bank se cierran con la entrada en Liberbank. Este vehículo se decidió por la entidad asturiana justo cuando estaba inmersa en plena ampliación de capital.

El apoyo del mercado a la operación provocó un fuerte acelerón de las acciones, que minimizaron el descuento de los derechos e hizo prácticamente equivalente entrar en el capital del banco de una forma u otra. Norges optó por adquirir títulos, sin derechos a la ampliación, por lo que los poco más de 13 millones invertidos se han acabado diluyendo hasta representar el 1% del total.

Las posiciones en banca española del fondo se completan con otras dos entidades que sí están en el Ibex, Bankinter y Sabadell. En ninguna de las dos supera el 1%. Y, en dinero contante y sonante, se mueven entre los 59 millones inyectados en la entidad presidida por Josep Oliu y los 63 que han ido a parar al banco de María Dolores Dancausa.

Normas