Morgan Stanley sube el objetivo de Cellnex, en récord, a 27 euros por acción

Los analistas no descartan que la compañía recurra a sus accionistas para abordar compras

Deutsche Bank apunta que puede levantar 600 millones de euros en acciones y endeudarse en 2.000 millones

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellex en la salida a Bolsa de la compañía en mayo de 2015.
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellex en la salida a Bolsa de la compañía en mayo de 2015.

Cellnex es otra de las implicadas en el triángulo, o cuarteto, que forman Abertis, Hochtief-ACS y Atlantia. El grupo de autopistas controla el 34% del grupo de torres de telefonía, después de realizar una colocación en Bolsa en mayo de 2015 del 66% a 14 euros por acción. Ahora cotiza en récord, en torno a 22 euros por título.

Morgan Stanley considera que debe subir más, hasta los 27 euros por acción, con una recomendación de sobreponderar, según el último informe del banco de inversión. Y en el escenario más optimista considera que el grupo debería valer 44 euros por título. "Según nuestros cálculos, consideramos que Cellnex puede capturar en torno a un tercio de los 7.000 millones de euros que están a la venta en torres de telefonía (..). Esto debería elevar su valor en unos 2.300 millones de euros, que son unos 10 euros por acción adicionales", concluye el análisis. 

Los planes de los dos eventuales compradores de Abertis pasan por reducir la participación por debajo del 30% para no tener que lanzar una opa. En el caso de Hochtief el porcentaje quedará reducido a la mínima expresión o a cero, pues supone una fórmula para reducir la factura de la compra del grupo con la inyección en vena de 1.700 millones de euros. Atlantia sería más moderada en la venta y se quedaría con entre el 15% y el 20% del capital, según fuentes conocedoras de la operación. 

Entre las oportunidades que mencionan desde el equipo directivo de Cellnex, con Tobías Martínez, su consejero delegado, a la cabeza, están las torres de Francia y Portugal de Altice.  

CELLNEX TELECOM SA 22,31 -1,72%
ABERTIS 18,36 0,00%
ACS 36,66 -0,68%

Telecom Italia ha abierto, además, la opción para reducir la participación del 60% en Inwit, su división de torres. Unos activos por los que ya pujó Cellnex en 2016, pero finalmente no hubo acuerdo porque la teleco paralizó esta venta en medio de los cambios en su accionariado. La salida de su actual accionista de referencia facilitaría una ampliación de capital que Deutsche Bank cifra en 600 millones para comprar los activos que le interesan.

Los expertos de Sabadell consideran posible que realice una ampliación de capital: "Iría ligada exclusivamente a una operación de gran tamaño y transformacional y una vez exploradas otras palancas de financiación", señalan tras asistir a una reunión con la compañía. 

Pero Cellnex también ha dejado claro que tiene capacidad extra de endeudamiento. No todo sería equity, ni mucho menos. Consideran que podrían incrementar su apalancamiento a un nivel de deuda financiera neta respecto a beneficio bruto de explotación (ebitda) de 6,5 veces  frente a las 5,4 veces actuales. Eso sí, los activos tienen que tener una rentabilidad superior al 10%, han de contribuir al  flujo libre de caja y que suponga una aceleración del ritmo de desapalancamiento, actualmente en 0,65 veces el ebitda al año. Deutsche Bank señala que esto daría un margen de endeudamiento adicional de unos 2.000 millones de euros. 

Lo cierto es que Cellnex tiene claros sus planes. En su Capital Markets Day, celebrado a mediados de noviembre, la teleco señaló que hay opciones en países como Portugal, Bélgica, Austria y Alemania, sin perder de vista los mercados en los que tiene presencia (Italia, Francia, Holanda, Reino Unido, Suiza y España). La empresa, además de contemplar nuevas emisiones de deuda, insistió en que tiene una liquidez inmediata de 1.600 millones de euros.

Entre otros movimientos, el grupo español está pendiente de la citada Altice, que ha anunciado la venta de sus torres de móvil en Francia y Portugal, dentro de su plan de desinversiones para reducir deuda. Morgan Stanley señala que son más de 18.000 (13.500 de su filial francesa SFR y 4.500 en el país luso), y tendrían un valor total entre 2.200 y 4.500 millones de euros. Cellnex también sigue los movimientos de Deutsche Telekom, que ha vuelto a abrir la vía para estas desinversiones. La teleco germana, por ejemplo, estudia desinvertir de parte de sus torres en Holanda, en una operación que se movería en un rango entre 600 y 1.250 millones de euros. Deutsche Telekom y Cellnex son socios en la suiza Sunrise.

De igual forma, Telecom Italia ha abierto la posibilidad de reducir la participación del 60% en Inwit, su división de torres. Unos activos por los que ya pujó Cellnex en 2016. También en Italia, la nueva Wind-H3G podría vender entre 3.000 y 4.000 torres de móvil.

Cellnex, en cualquier caso, ha mantenido una imparable estrategia de adquisiciones en los últimos tres años. La compañía ha cerrado 10 operaciones desde 2015 con una inversión de 3.000 millones de euros, que le han llevado a convertirse en el primer grupo europeo del sector con más de 25.000 torres.

En Sabadell, consideran que "dado el supuesto interés de American Tower por extender sus operaciones en Europa, la compra de Cellnex tendría total sentido". Mencionan que los múltiplos de la operación no serían superiores a la última compra realizada en Europa de unas 22 veces el valor de empresa (capitalización más deuda, entre el ebitda), que adquiere presencia relevante en cinco regiones de Europa, eliminaría un competidor de cara a futuras operaciones y el tamaño de la operación sería asequible, pues el valor en Bolsa de Cellnex es aproximadamente el 10% del de la estadounidense.

Normas