Electrodomésticos

Fagor CNA plantea quitas del 70% sobre un pasivo de 100 millones

La propuesta está condicionada al mantenimiento de la marca de línea blanca

La cooperativa propietaria del logotipo quiere retirarle el permiso para su uso

El chef Eneko Atxa, en un acto con Fagor CNA
El chef Eneko Atxa, en un acto con Fagor CNA

El concurso de acreedores de Edesa Industrial, que gestiona la marca y parte de los activos de la extinta Fagor Electrodomésticos, sigue su marcha entre convulsiones.

Los gestores del proceso han presentado una propuesta de quitas del 70% sobre una deuda que supera los 100 millones. Y con el pago del 30% restante diferido a lo largo de los próximos años.

Esa oferta está ligada a que Fagor CNA, el nombre comercial de Edesa Industrial, pueda seguir utilizando en el mercado de línea blanca la marca Fagor.

Si la quita del 70% es importante, la condición de mantener la marca Fagor complica mucho la posibilidad de materialización de un convenio de acreedores, al que debieran suscribirse la mayoría de ellos para validar un acuerdo de estas características.

La propuesta de convenio incluye el pago en varios años del pasivo no afectado por la quita

A favor de los administradores del concurso que tramita el Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián juega el hecho de que el grupo catalán CNA, único accionista de Edesa Industrial, concentra cerca de la mitad del pasivo total.

Los detalles se conocerán cuando se haga público el listado concreto de acreedores y la deuda de cada uno. Pero esta crisis empresarial se está desvelando como un auténtico novelón. Fagor S. Coop, una cooperativa de segundo grado que está participada por otras cooperativas integradas en Corporación Mondragón, es la propietaria de la marca Fagor.

Y esta empresa de economía social ha presentado ante el citado juzgado de lo mercantil una demanda para que Edesa Industrial no pueda seguir utilizando la marca Fagor. A su juicio, ha incumplido, de forma “reiterada”, según la documentación remitida al magistrado Pedro José Malagón, los compromisos de pago y de mantenimiento del empleo.

En este último aspecto, el plan de CNA con el que se adjudicó los activos de Fagor Electrodomésticos en 2014 incluía que este año la empresa contaría con 690 empleados y el próximo con 703. La realidad es que ha despedido a 141 y de momento tan solo 163 operarios siguen en plantilla, muchos de ellos en casa por un ERE por la falta de actividad en las fábricas.

Desde CNA han manifestado que han cumplido con los acuerdos alcanzados con Fagor S. Coop y que no están de acuerdo con los importes económicos reclamados por los dueños de la marca.

Aunque manifiestan su “sorpresa” por la demanda, añaden que “recientemente” el grupo que preside Jorge Parladé ha realizado “ingresos significativos” a Fagor S. Coop. Sobre los incumplimientos en el ámbito del empleo, los mismos se deben a los datos “incorrectos o falsos” aportados en su día por Fagor S. Coop.

Archivado en

Más información

  • El grupo polaco Amica oferta 27 millones por Fagor CNA
Normas