Los sectores preferidos de Bank of America para 2018: tecnológico, el de materiales y el financiero
EFE

Los sectores preferidos de Bank of America para 2018: tecnológico, el de materiales y el financiero

EL S&P 500 subirá a los 2.800 puntos según los analistas de la firma

Opta por granes cotizadas frente a pequeños y medianos valores

Bank of America Merrill Lynch se muestra optimista con el mercado para 2018. En el informe de perspectivas elaborado por la firma, la macro continuará siendo uno de los motores de crecimiento para el próximo ejercicio. Con una economía global creciendo a un ritmo del 3,8%, los mercados emergentes seguirán tirando del carro (5%) con China a la cabeza (6,6%). Para la zona euro, la entidad espera un 1,5% los próximos dos años. El PIB de la economía estadounidense aumentará un 2,4%, dos décimas más de lo esperado para este año. “El recorte de impuestos propuesto por la Administración Trump se traducirá en un aumento de la economía estadounidense del 0,3%”, señalan los analistas de la firma.

En este contexto, el S&P 500 prolongará la tendencia alcista y seguirá revalidando sus máximos históricos. El banco estadounidense espera que el índice concluya los 2.800 puntos. Desde los niveles actuales supone otorgarle un potencial de subida del 6%. Se espera que los ingresos por acción crezcan un 6% hasta los 139 dólares. “La reforma fiscal inicialmente podría agregar hasta 19 euros a los ingresos por acción del S&P 500”, explican.

Los analistas de la firma prevén que por séptimo año consecutivo, en 2018 el comportamiento de las acciones supere al de los bonos, algo que no sucedía desde 1928. En base a esto la estrategia de inversión de la entidad pasa por la Bolsa frente al mercado de deuda. Dentro de la renta variable, los expertos se decantan por cotizadas de gran capitalización frente a los pequeños y medianos valores y dividendos crecientes en contraposición a rentabilidades por dividendo elevadas.

Los sectores que más seducen a Bank of America son el tecnológico, el de materiales y finanzas, sobre los cuales recomienda sobreponderar. Un grado por debajo, en igual que mercados, estaría el de salud, bienes de consumo básico, industrial, energía y telecomunicaciones y recomienda infraponderar el sector de bienes inmuebles, consumo discrecional y servicios públicos. Por regiones mantiene una visión positiva sobre los mercados europeos, emergentes y el japonés.

Uno de los caballos de batalla para los países desarrollados está siendo la inflación. Los analistas del banco prevén que en EE UU la tasa subyacente, es decir, aquella que no tiene en cuenta ni los precios de la energía, se sitúe en el 1,8% en 2018 y el 2% para dentro de dos años. En la zona euro esta se mantendrá en el 1,2%, lejos del 2% que establece el BCE como objetivo.

Normas
Entra en EL PAÍS