Los gestores disparan su apetito por la Bolsa y bajan la liquidez a mínimos de 2013

Los gestores disparan su apetito por la Bolsa y bajan la liquidez a mínimos de 2013

El 36% prevé que la economía global se fortalezca el año que viene

Un 48% de los gestores alerta que la renta variable está sobrevalorada

La apuesta de los inversores por el riesgo no tiene fin. La última encuesta realizada por Bank of America Merrill Lynch entre los gestores de fondos muestra que el apetito de estos por el riesgo ha crecido en el último mes y que la liquidez de sus carteras ha caído a mínimos de los últimos cuatro años.

El sondeo correspondiente al mes de noviembre muestra cómo la liquidez de las carteras de los gestores mundiales se ha reducido al 4,4% de media, el dato más bajo desde 2013. En el caso concreto de Europa, el dato cae hasta el 3,7%, el tercer dato más bajo de la serie histórica.

Una de las causas que justifican la euforia de los gestores está en las previsiones de crecimiento global. El 36% prevé que la economía global se fortalezca el año que viene, cinco puntos por debajo de las expectativas del mes anterior. Pero el 56% considera que la economía global mantendrá su senda alcista ligada a una inflación por debajo de lo previsto.

Unas previsiones halagüeñas que habrían llevado a un 16% de los gestores a adoptar un riesgo superior al habitual. Mientras que el porcentaje de ellos que opta por protegerse frente a potenciales correcciones del mercado se ha reducido.

En lo que hay unanimidad entre los gestores es en cuáles son los riesgos del mercado. Un error en la reducción del balance de la Reserva Federal de EE UU o en el recorte de las compras de deuda del Banco Central Europeo es visto como el principal riesgo del mercado, seguido por una crisis del mercado de bonos globales. Ya en cuarta posición se sitúa una posible crisis geopolítica provocada por Corea del Norte, que en octubre era la segunda mayor inquietud, por detrás de las decisiones de los bancos centrales.

Ahora bien, un 48% de los gestores alerta que la renta variable está sobrevalorada, lo que unido a la caída de la liquidez en las carteras lleva a Bank of America a ver signos de “exuberancia irracional” en el mercado y a comparar el momento actual con el de la burbuja puntocom –la expresión fue acuñada entonces por el entonces presidente de la Fed, Alan Greenspan–. Concluye así la firma que las denominadas FAANG –Facebook, Amazon, Apple y Google– están sobrecompradas y vislumbra una corrección en la Bolsa estadounidense tras la aprobación de la reforma fiscal.

Normas
Entra en EL PAÍS