La AEB moderniza su imagen e intenta mejorar su dañada reputación

El portavoz de la patronal asegura que no se trata de un problema de España, sino a nivel mundial.

El cambio de web cierra su transformación

Nueva imagen de la patronal bancaria
Nueva imagen de la patronal bancaria

Época de cambios en la Asociación Española de Banca (AEB), aunque sea poco a poco, y en parte con el objetivo de recuperar su imagen dañada desde que se inició la crisis financiera hace una década. Así, tras mudarse hace un año a Torre Espacio tras vender las dos plantas que tenía históricamente en el edificio ubicado en el número 64 de la madrileña Calle Velázquez, ahora le ha llegado el turno a su imagen corporativa y su página web. Además, ha lanzado sus cuentas oficiales en redes sociales como continuidad de lo que ha definitivo como proceso de transformación. Cierra así una etapa de transformación interna.

El presidente de la patronal bancaria, José María Roldán, ha puesto en valor el “esfuerzo de modernización” llevado a cabo por la AEB, que este año celebra su cuarenta aniversario. Según ha explicado Roldán, la nueva imagen refleja, por una parte, continuidad y, por otra, renovación.

Así, la nueva imagen de la patronal parte del diseño anterior, manteniendo el verde oscuro como color principal, aunque aporta mayor legibilidad y espacios mejor ordenados. Al logo se le incorpora la virgulilla como símbolo de identidad española en color verde lima, con el objetivo de demostrar la “viveza” con la que se enfrenta el sector bancario a los cambios.

El lanzamiento de esta nueva imagen corporativa, que ha sido realizada con la empresa Sprint Final, se produce a la vez que la renovación de la web, que pretende ser “simple y práctica”, así como “dinámica y en continua evolución”, ha explicado el portavoz de la AEB, José Luis Martínez Campuzano.

El cambio de imagen también coincide con el deterioro reputacional que ha sufrido el sector. Martínez Campuzano ha reconocido que la imagen de la banca se ha visto dañada durante los últimos años, aunque ha matizado que no se trata de un problema de España, sino que es a nivel mundial. “Hay una falta generalizada de respeto al sector”, ha apuntado, para añadir que está “injustificada”. Cree que comunicar bien y ser transparente colaborará en la mejora de la imagen del sector.

Normas