ACS acelera la búsqueda de un socio con 2.000 millones para mejorar la opa a Abertis

El grupo español reduciría la parte que paga en acciones del 20% al entorno del 8%

La inyección sería decisiva para frenar a Atlantia si esta mueve ficha

Abertis Ampliar foto

ACS está intensificando los contactos con potenciales socios financieros para aligerar su carga en la opa por Abertis y demoler un eventual intento de la compañía italiana Atlantia de contraatacar. El grupo que preside Florentino Pérez sacó la espada por la concesionaria catalana en una liza que inició Atlantia allá por el mes de abril. La constructora reconoció que estudiaba una contraopa en julio, lo reiteró en septiembre y la presentó el 18 de octubre a través de su filial alemana, Hochtief. Ahora busca armas adicionales para hacer más atractivo su proyecto.

El mercado dudaba de la potencia financiera de la empresa germana, controlada al 71,7% por ACS, y daba por imprescindible la participación de un socio que aportara músculo a la operación diseñada en el cuartel general de la constructora, cuyo segundo timonel es Marcelino Fernández Verdes, a la sazón presidente de Hochtief. La ayuda no llegó a tiempo, pese a lo que presentó una sorprendente oferta de 18,76 euros en efectivo, un 13,7% superior a la de Atlantia, o de 0,1281 acciones de Hochtief, equivalentes ahora a 19,75 euros.

La cúpula de ACS, asesorada por sus grandes valedores en esta operación –Lazard, JP Morgan y Key Capital–, intensifica las negociaciones para dar entrada de un aliado que aporte más solidez a la propuesta. La misión es lograr unos 2.000 millones de euros en dinero contante y sonante antes de que el supervisor apruebe la opa.

ABERTIS 18,36 0,00%

ACS abriría la puerta así a socios que apuestan por el grupo resultante, al tiempo que contaría con munición extra para potenciar la oferta sin tocar su diseño esencial, explican varias fuentes conocedoras de las entrañas de la operación.

El importe serviría, de entrada, para rebajar la parte que se pagará en acciones de Hochtief. Ahora está previsto que dueños de 193,5 millones de títulos de Abertis acepten el papel de la alemana, que emitirá 24,8 millones de acciones nuevas en esta primera fase. El pago en especie equivale al 19,5% de los 18.600 millones de euros totales que promete ACS.

El objetivo, si finalmente se incorpora a uno o varios socios es reducir la emisión de títulos de Hochtief para pagar a los accionistas de Abertis hasta alrededor de 10 millones. La proporción en títulos bajaría al 8%.

El plan A para subir al proyecto a estos potenciales inversores sería la de un vehículo ad hoc (un Special Purpose Vehicle o SPV, en la jerga) o a través de una filial de Hochtief. La operación tendría el camino expedito sin cambios reseñables respecto a la recogida en el folleto que la CNMV aprobará a partir de enero. Sí se podrían incluir con facilidad la reducción del pago en acciones y una mejora del precio total si Atlantia mueve ficha.

Una vez ejecutada la fusión esa sociedad, cargada con efectivo por unos 2.000 millones, se fusionaría con la nueva Hochtief-Abertis. A cambio esos inversores, que controlarían el 100% de la SPV o de la filial escogida, entrarían en la nueva Hochtief con una participación en acciones valoradas a 146,42 euros, el precio de canje fijado. ACS bajaría de este modo su participación en el nuevo grupo por debajo del 50%, evitando la consolidación de la deuda levantada para la opa sumada a los más de 16.000 millones que ya arrastra Abertis.

Fuentes financieras aseguran que ACS está en negociaciones con varios fondos especializados en infraestructuras. Ya ha hablado con los norteamericanos PSP y KKR, los australianos Transurban, IFM y Macquarie. Incluso se abre la puerta a que participe algún accionista de Abertis. TCI entró a finales de septiembre y salió en octubre, pese a haberse comprometido con Atlantia. Se mantienen como inversores Capital Management, con un 2,85%, pese a que en abril tenía un 12%, el hedge fund Burlington Loan (1,14%) y Elliott (1,47%). Lazard AM, por su parte, tiene en torno al 3%.

"Todo depende de que el mercado crea el proyecto que plantea ACS y, por lo tanto, de la cotización de Hochtief, que alcanzó el pasado mayo un máximo por encima de 172 euros", explica una fuente conocedora de las negociaciones.

La Caixa, que participa con un 22,2% en Abertis, se mantiene por el momento inamovible en su preferencia por el proyecto de Atlantia. Pero puede cambiar de opinión según el precio, añaden las fuentes consultadas.

La opción de dar entrada a inversores a través de la ampliación de capital de 7,2 millones de acciones nuevas de Hochtief, destinada a los pequeños inversores de la filial alemana, se mantiene encima del tapete. De no encontrar el esperado interés entre los partícipes de la germana, esas nuevas acciones se ofrecerían a externos en busca de otros 1.200 millones. Pero en este caso, sí habría que modificar el diseño de la operación.

Una vez cerrada la opa, Hochtief dispondría del paquete de Abertis en Cellnex, actualmente del 34%, para hacer caja y atender los primeros vencimientos. En el entorno de ACS se asegura que la estructura del crédito sindicado que cubre su opa, de 15.000 millones, está avanzado y no se espera que la banca imponga desinversiones ni restricciones al pago de dividendos.

En la antesala de la presentación de la opa ACS y Hochtief habían reunido apoyos externos por unos 1.000 millones, que no pudieron ser incorporados considerarse aún insuficientes.

Atlantia dice que el precio máximo de Abertis es 16,97 euros por acción

  • En el folleto de la oferta de Atlantia por Abertis, la concesionaria italiana establece el que considera el precio máximo que puede desembolsar. En virtud a una auditoría encargada a PwC, este estaría entre los 14,79 a 16,97 euros por acción, según el método del descuento de flujos de caja.
  • La oferta de Atlantia en efectivo (16,5 euros) es inferior a este nivel máximo y la menos interesante a día de hoy. Después, estaría la puja en dinero contante y sonante de ACS, de 18,76 euros por título. Como lo más rentable compiten las ofertas en acciones. Tras la fuerte subida Hochtief del viernes, la suya sería la más interesante al valorar los títulos de Abertis en 19,75 euros. La de Atlantia se queda en 19,08. Sin embargo, estas tienen varias contraindicaciones como la imposibilidad de cotizar hasta 2019 (Atlantia) y un prorrateo si se supera un umbral de demanda. La italiana anunció el viernes que se reserva una mejora de la oferta en efectivo y acciones.
  • La opa sobre Abertis ha movilizado a la banca de inversión. Santander es uno de las entidades que asesoran a Atlantia junto a Credit Suisse y Mediobanca. Mientras, los aseguradores son Unicredit, Intesa San Paolo y BNP Paribas. BBVA, Commerzbank y Société se han pasado del lado de ACS, que coordina JP Morgan. Les acompañan HSBC y Mizuho, en el núcleo duro. Sabadell, CaixaBank o Barclays también estarán del lado de Florentino Pérez.
Normas