Aena, única candidata a explotar el nuevo aeropuerto de Murcia

El grupo francés Edeis se retira del proceso y deja en solitario al operador público español

La apertura de Corvera supondrá el gradual cierre al tráfico civil de San Javier

Nuevo aeropuerto en Murcia
Una aeronave de verificación en vuelo, en 2012, en el aeropuerto de Corvera en Murcia.

El Gobierno de Murcia tiene una oferta en firme de Aena para quedarse como operadora en el nuevo aeropuerto internacional Región de Murcia, el popularmente conocido como Corvera. La segunda candidatura, representada por el grupo francés Edeis, ha sido retirada en la recta final del proceso de presentación de ofertas.

Ambas compañías superaron la primera fase del concurso, en la que debían demostrar experiencia y solvencia, tanto técnica como económica, pero ha sido la empresa pública española la que ha dado el paso de completar su candidatura con la presentación de los sobres económico y técnico.

Corvera, a escasos 35 kilómetros del aeropuerto murciano de San Javier, fue concluido por la concesionaria Aeromur en 2012, pero no pudo abrirse y fue finalmente expropiado tras una inversión de unos 270 millones liderada por Sacyr.

Su puesta en marcha pasa, a buen seguro, por el cierre de San Javier al tráfico civil, para lo que Aena demandaba compensaciones por recientes inversiones, aún por amortizar, en una segunda pista. La nueva instalación, más cercana a la capital murciana, tiene una pista y sus previsiones pasaban por alcanzar los 12 millones de pasajeros en 2030.

Corvera fue concluido por la concesionaria Aeromur en 2012, pero no pudo abrirse y fue expropiado tras una inversión de unos 270 millones liderada por Sacyr.

El proyecto frustrado de Sacyr

La Sociedad Aeropuertos de Murcia (Aeromur), que posteriormente sería la concesionaria de Corvera, fue creada en 2001. Dos años después, Medio Ambiente aprobó el estudio de impacto ambiental y Fomento otorgó la declaración de interés general. El Gobierno murciano también calificó de interés el proyecto.

El Ejecutivo regional presentó el plan director del aeropuerto en septiembre de 2005 y fue aprobado en medio año. En abril de 2007 Aeromur se impuso en el concurso de concesión con un plazo de explotación de 40 años. Junto a la constructora formaban parte del capital Cajamurcia, el grupo cárnico Fuertes y la cementera murciana La Cruz.

El Gobierno murciano facilitó la financiación de las obras, complicada en plena crisis, con un aval de 200 millones (del que se dispusieron 182 millones). La Caixa o Espirito Santo, entre otros, entraron a respaldar el proyecto. Y fue en 2013, con el aeropuerto de Corvera ya finalizado, cuando comenzó una batalla entre la Administración Autonómica y Sacyr por la puesta en marcha de un expediente de resolución de la concesión por el incumplimiento del calendario de arranque de las operaciones.

Corvera, que iba a estar en manos privadas en competencia con San Javier y el propio aeropuerto de Alicante, terminará bajo gestión de Aena. Entonces será su primer aeropuerto en concesión en España.

Normas