Sabadell hará ajustes en su negocio en función de las tensiones en Cataluña

Guardiola reconoce salida de depósitos que revirtieron tras trasladar la sede del banco

El banco mantiene su objetivo de cerrar el año con un beneficio de 800 millones

 Presentación de resultados de Banco Sabadell, el primero que se hace en su sede de Madrid despues de salir de Catalu–a. La presentación la hace Jaume Guardiola, Consejero Delegado, Tomas Varela, Director financiero y Gabriel Martinez, Director de comunicacion
Presentación de resultados de Banco Sabadell, el primero que se hace en su sede de Madrid despues de salir de Catalu–a. La presentación la hace Jaume Guardiola, Consejero Delegado, Tomas Varela, Director financiero y Gabriel Martinez, Director de comunicacion EL PAÍS

Banco Sabadell ha tenido la mala suerte de presentar sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año el mismo día que el Parlament declaró la independencia de Cataluña. Sus resultados, que habían sido acogidos bien por los analistas, o por lo menos así se reflejaba en varios informes, han quedado empañados por esta declaración política.

Cataluña, de hecho, ha protagonizado la mayoría de las preguntas dirigidas a Jaume Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell. Sobre todo, si hubo o no fuga de depósitos en las primeras semanas de octubre.

Según los datos del banco (de enero a septiembre), los recursos de clientes en balance aumentaron en el año un 3,5% excluyendo su filial británica TSB, totalizan a septiembre 96.958 millones de euros (con TSB la cifra pasa a ser de 131.295 millones de euros), según el comunicado facilitado por la entidad. Los saldos de cuentas a la vista ascienden a 68.936 millones de euros sin considerar TSB, lo que representa un incremento del 23,3% y un crecimiento trimestral del 2,8%, siguiendo con los datos de la entidad.

Guardiola ha explicado respecto a la evolución de los depósitos en el banco en las últimas semanas que a partir del 1 de octubre, cuando se celebró el referéndum ilegal de independencia en Cataluña, la entidad registró una salida de depósitos que logró frenar y “revertir” gracias al traslado de su sede a Alicante, lo que se produjo el pasado día 5 de este mes. Guardiola reconoció, como el resto de banqueros, que esos primeros días de octubre “hubo inquietud, preguntas y preocupación” entre accionistas y clientes, y que ello condujo a movimientos de dinero desde Cataluña a fuera de la comunidad y también la salida de depósitos. Pese a ello, “la situación está totalmente normalizada”.

El ejecutivo añadió que en términos de clientes “no ha habido cambios materiales”, ya que, pese a haber sufrido algunas bajas también ha captado nuevos depositantes (incluidos de Popular, aunque estos clientes los captó antes de las tensiones catalanas).

También reconoció que la incertidumbre generada por la situación política provocó que muchos clientes reclamasen abrir cuentas “espejo” en otras comunidades, ya que “el dinero es miedoso y quiere previsibilidad”. El consejero delegado explicó que Sabadell, como otros bancos, acudió a la subasta semanal de liquidez del BCE en las primeras semanas tras la celebración del referéndum ilegal en Cataluña como ejercicio de “extraprudencia” que efectuó el sector.

“Aquella semana, las entidades en general hicieron un ejercicio de construir una posición de extraprudencia y se vio en que los volúmenes solicitados crecieron, entonces nosotros también hicimos una petición que duró esa semana y ya está”, afirmó. Sabadell tiene el 22,64% de sus sucursales en Cataluña, y su riesgo en esta comunidad autónoma suma unos 33.000 millones de euros, equivale al 26,8% del riesgo total de su nego cio en España. Fuera de España, en Reino Unido, sobre todo, tiene otro 32% de su negocio.

El ejecutivo ante el riesgo de que las tensiones en Cataluña se incrementen (según lo que ocurriese con la decisión del Parlament y del Senado), ha explicado que el banco “hará ajustes en riesgos y comerciales”, lo que podría traducirse en mayores provisiones. Esta medida se sumaría al movimiento de su sede. Sus declaraciones fueron anteriores a que el Parlament declarara la independencia de Cataluña.

En su primera rueda de prensa anunciando su cuenta de resultados del tercer trimestre que celebraba en Madrid tras anunciar el traslado de la presidencia a esta ciudad, y el cambio de sede de Barcelona a Alicante el consejero delegado ha anunciado que el banco había cerrado de enero a septiembre con un beneficio de 654 millones de euros, un 1,1% más que un año antes, tras llevar todas las plusvalías extraordinarias provenientes de las ventas que ha realizado a aumentar la cobertura de activos problemáticos hasta el 51,4% (excluyendo las cláusulas suelo).

De esta forma, sus dotaciones a insolvencias y otros deterioros sumaron 1.967 millones, frente a los 1.113 millones de un año antes. Los beneficios extraordinarios que han permitido realizar estas elevadas provisiones han sido los resultados por operaciones financieras, así como las plusvalías de las ventas de United Bank y el reaseguro de BanSabadell Vida.

El banco llevará las plusvalías que pueda obtener por la venta de su filial de hoteles HIP a Blackstoney otras ventas a reforzar su ratio de capital de máxima calidad del 13%.

El resultado del banco, y pese a la situación de Cataluña, “coloca a la entidad en línea para alcanzar su objetivo de beneficio anual de 800 millones de euros”, explicó Guardiola. El margen de intereses se redujo un 0,5%, hasta 2.877,8 millones, mientras que sus comisiones netas subieron un 5,1%, hasta 904,5 millones.

En los últimos 12 meses, la reducción de activos problemáticos se ha situado en 2.316 millones de euros.

Presidencia en Madrid

Banco Sabadell confirmó el viernes que trasladará el gabinete de presidencia y la secretaría general de la entidad de Madrid, según informó el consejero delegado el banco, Jaime Guardiola, durante la presentación de los resultados del tercer trimestre.

Guardiola matizó que se trata del gabinete de presidencia de la compañía, no específicamente del presidente de la entidad, Josep Oliu, “que vive moviéndose de un sitio a otro”. “Madrid, para la entidad, es un centro territorial muy importante, presenta los mejores niveles de crecimiento del banco”, afirmó el directivo.

Sabadell ha trasladado también su sede social y fiscal a Alicante. el directivo calificó el viernes como “una pena” el cambio de domicilio social de tantas empresas fuera de Cataluña, aunque considera que los efectos inmediatos sobre la economía catalana no serán “relevantes” si no existen traslados de la producción.

El consejo de administración del banco acordó el jueves en su primera reunión en Alicante el pago de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2017 por un importe de 0,02 euros brutos por acción. Se abonará el 29 de diciembre de 2017..

Normas