Por qué fracasan un tercio de los proyectos de transformación digital (y cuánto nos cuesta)

Un 36% de empresas española cancela iniciativas de este tipo los dos últimos años con un coste medio de 500.000 euros

La inmadurez de algunas tecnologías y la falta recursos y conocimientos están tras los fracasos

Empleados trabajando con ordenadores en una oficina.
Empleados trabajando con ordenadores en una oficina.

Que abrazar las nuevas tecnologías es vital para sobrevivir en el futuro es algo que ha calado ya hondo en las empresas. Ninguna parece dudarlo. Así lo demuestra un estudio presentado hoy por Fujitsu, que muestra cómo un 88% de los responsables de las compañías españolas piensa que un cambio tecnológico es crucial para mantenerse en el mercado en los próximos cinco años.

En concreto, en España la compañía ha entrevistado a 151 empresas de todas las comunidades autónomas, con entre 50 y 500 empleados y una facturación desde 100.000 euros a más de 500 millones. Y el informe arroja varios datos positivos: un 50% de las compañías españolas ya están viendo resultados en sus proyectos de transformación digital y un alto porcentaje los implementará de forma inmediata, según explica a CincoDías Carlos Cordero, CTO de Fujitsu.

El directivo también destaca otro dato que le hace ser “muy optimista”: un 90% de las empresas asegura haber puesto en marcha programas de innovación digital dentro de su organización y un 80% asegura que el CIO y su equipo de tecnologías de la información (TI) es clave en esta estrategia.

Pero, como admite Cordero, hay una “cara más oscura de la moneda”, que también se refleja en este trabajo de la multinacional japonesa. Y es que un tercio (el 36%) de las empresas españolas reconoce haber cancelado algún proyecto de transformación digital en los dos últimos años con un coste cercano al medio millón de euros (488.000 euros). Así mismo, es importante destacar que afirman que hay un 10% de los proyectos programados que están sin ejecutar.

“Es lo que tiene la transformación digital. La tecnología y el mercado están cambiando de una manera tan rápida que no hay otra forma de hacerlo que no sea llevando a cabo pruebas de concepto y experimentos y, obviamente, muchos de ellos no dan los resultados previstos”, continúa Cordero.

El directivo de Fujitsu achaca el fracaso o cancelación de estos proyectos a dos circunstancias. La primera, la inmadurez de algunas tecnologías utilizadas en muchos proyectos. “Esto ocurre por ejemplo con el blockchain. Una plataforma que se base en esta tecnología no soporta hoy más de 8 o 10 transacciones por segundo. Eso para unos entornos puede ser más que suficiente, pero para un banco olvídese de que lo utilicen como core de su tecnología bancaria. Y lo mismo ocurre con el internet de las cosas y con la inteligencia artificial. Son tecnologías en las que todavía se tiene que investigar e invertir mucho”.

La segunda razón es la escasez de recursos y conocimientos dentro de la mayoría de las empresas del tejido empresarial español. “Solo las grandes compañías tienen sus propios recursos tecnológicos y pueden seguir la marcha y desarrollo de estas tecnologías, pero muchas intentan abordar proyectos digitales por iniciativa propia y fracasan”.

Otro punto crítico que arroja el estudio es que el 70% de las empresas encuestadas tiene miedo al fracaso y, por ello, se ve la necesidad de crear entornos donde se tolere el fallo para no frenar la innovación. “El miedo al fracaso sigue siendo un problema, que debemos desterrar”, destaca el ejecutivo de Fujitsu, que pese a todo valora “muy positivamente” los datos arrojados por el estudio, ya que muestran, dice, un gran avance en esta transformación frente a los que presentaron hace un año.

Entre los datos que valora en positivo está el que casi el 90% de los encuestados reconoce que la implicación del equipo de dirección es fundamental en el desarrollo y éxito de una estrategia digital, y otro que indica que el 70% cree que el mejor socio para co-crear es el experto tecnológico. Esta actitud abierta es defendida por Cordero. Su empresa lanzó hace dos años en Japón un método de trabajo de cocreación con clientes, como “el gran eje de trabajo futuro para apoyar a los clientes en esa transformación digital”. La firma llegó a abrir hasta su Fujitsu Laboratorio, sus centros de I+D donde invierten cada año 2.000 millones de dólares, y hoy tienen cientos de casos de cocreación en el mundo. Algunos en España.

Con todo, el directivo ve necesario que se incentive eliminar la cultura del miedo para acometer proyectos transformadores y que se invierta más desde dentro en las competencias y habilidades digitales, pues un 68,5% de las empresas admite tener una clara falta de ellas.

Normas