"Un Ibex por debajo de los 10.000 puntos es una oportunidad clara de compra"

La experta considera que las caídas provocadas por Cataluña abren la puerta a entrar en la Bolsa española

Destaca que las economías desarrolladas y emergentes están alineadas y que ambas aportan al crecimiento mundial

ibex 35
Araceli de Frutos, socia directora de la eafi 107 y asesora de los fondos Alhaja Inversiones y Presea Talento Selección.

El Ibex llegó a caer hasta los 9.964 puntos el día después del discurso del rey, en el que exhortaba a la Generalitat a volver a la legalidad. Araceli de Frutos, socia directora de la eafi 107 y asesora de los fondos Alhaja Inversiones, que sube un 8% en el año, y Presea Talento Selección, compró en ese momento. "Las caídas bruscas son una clara oportunidad de compra en el Ibex. Si perfora a la baja de los 10.000 puntos, lo lógico es comprar", sentencia. 

La experta reconoce que efecto Cataluña está dañando a la Bolsa española, pero no prevé que ocurra nada irreparable. Pero a veces todo lo miramos con ese prisma y no es del todo verdad. La corrección de ayer, cuando el Ibex cayó un 0,74%, ligeramente más que sus homólogos europeos, se debió a los resultados de algunas empresas europeas como SAP o Univeler y estadounidenses como eBay. Apple también sufrió tras conocerse que los pedidos para fabricar el iPhone 8 están reduciéndose. 

IBEX 35 9.590,40 0,07%
EUR x USD 1,1750 -0,212%

Con todo, "desde punto de vista macro el crecimiento a nivel global sigue siendo positivo y organismos internacionales como el FMI han revisado al alza las previsiones de crecimiento para este año en un 3,6% y para el siguiente un 3,7%", explica Araceli de Frutos. Indica además que "lo que llama la atención de estas perspectivas de crecimiento es la sincronización de ciclos de las distintas áreas geográficas, esto es, los países desarrollados y los emergentes".

Los miedos del mercado sobre Francia, Trump, el brexit, China o Corea del Norte están, al menos, paralizados. "Los distintos riesgos geopolíticos con los que se comenzó este 2017 se han ido disipando; esto es, las elecciones francesas, alemanas, populismos…", explica. "Ya no se habla de crisis de crecimiento en China y parece que las autoridades publican un crecimiento estable en torno al 6%, ni la apreciación del euro, o depreciación del dólar, ha podido mermar la actividad en Europa y las exportaciones parece que siguen creciendo, además de beneficiarse los países emergentes de esta depreciación del dólar", añade. 

"Parece que de momento los bancos centrales van a seguir el guión que les marcan las expectativas de mercado"

La experta agrega que parece que son todo parabienes. "Incluso el riesgo deflacionista se suaviza primero diciendo que es una ralentización del crecimiento de la inflación, y que a largo plazo se alcanzarán los objetivos de inflación que se marcan los bancos centrales para la normalización de la política monetaria".

Los bancos centrales han marcado la evolución de los mercados más que los fundamentales de los mismos. "Parece que de momento los bancos centrales van a seguir el guión que les marcan las expectativas de mercado, esto es subida gradual de tipos en Estados Unidos, se espera subidas en diciembre, y reducción paulatina de compras de deuda en el mercado por parte de BCE", puntualiza Araceli.

Por el lado de políticas fiscales y estructurales se espera impacto positivo de la reforma impositiva de Trump que ayuda a la subida de tipos es Estados Unidos, y la reformas de Macron en Francia y la victoria de Merkel dan impulso también a las reformas de la eurozona, afirma.

Europa vs EE UU

"Así, la renta variable, aunque va pasito a pasito, lleva subiendo durante todo este año. Algunos alertan sobre las valoraciones de los índices de los mercados bursátiles sobre todo en Estados Unidos, dando preferencia a Europa versus Wall Street y dando entrada a los mercados emergentes en la asignación de activos", asegura. "Lo que está claro es que las bolsas suben apoyadas en los beneficios empresariales y éstos, aunque se vienen revisando a la baja, aún muestran dinamismo", añade.

"El punto que nos quedaría por examinar sería el sentimiento de mercado, el sentimiento inversor que en las últimas semanas parece que se ha tornado más positivo, comprador, pero que no existe tranquilidad a la hora de entrar con firmeza en las compras de Bolsa", finaliza.

Normas