Los jueces decanos califican de "esperpento sobrecogedor" la Comisión sobre la violación de derechos de Cataluña

Preocupados por la elevada carga de trabajo, piden la supresión de los juzgados de cláusulas abusivas

Piden que los vocales jueces del CGPJ se elijan por el principio 'un juez, un voto'

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, junto al delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, la secretaria del TSJPV Begoña Basarrate, la consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco, María Jesús San José, el vocal del CGPJ, Fernando Grande Marlaska y el decano de los Jueces de Bilbao Aner Uriarte, en el Palacio de Justicia de Bilbao, antes de intervenir en la clausura de las XXVII Jornadas Nacionales de Magistrados y Jueces Decanos de España.
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, junto al delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, la secretaria del TSJPV Begoña Basarrate, la consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco, María Jesús San José, el vocal del CGPJ, Fernando Grande Marlaska y el decano de los Jueces de Bilbao Aner Uriarte, en el Palacio de Justicia de Bilbao, antes de intervenir en la clausura de las XXVII Jornadas Nacionales de Magistrados y Jueces Decanos de España. EFE

Los jueces y juezas decanos de España han celebrado estos días 16 a 18 de octubre sus XXVII Jornadas nacionales en Bilbao, con su decano Aner Uriarte como anfitrión. A la jornada de clausura de hoy ha acudido el ministro de Justicia Rafael Catalá, así como Fernando Grande Marlaska en representación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Los cincuenta jueces y magistrados han comunicado las conclusiones de estos tres días de trabajo, entre las que destacan su reiterada petición de un sistema de elección de los miembros de procedencia judicial del CGPJ de forma universal y directa: un juez, un voto, “de forma que todas las sensibilidades que concurren en la carrera judicial puedan tener presencia en el Consejo”.

Solicitan además la recuperación de los derechos perdidos por los recortes de la crisis, petición a la que Catalá ha respondido con la proposición de ley recientemente presentada por su Ministerio para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) en ese sentido y yendo un paso más adelante en temas como la conciliación de la vida familiar, con la idea de que cuando en el futuro se produzcan reformas que amplíen derechos laborales en el Estatuto de los Trabajadores, estas se trasladen a la carrera judicial.

Los jueces decanos manifiestan su preocupación por la carga de trabajo que asumen los juzgados en España y, en general, por las condiciones de trabajo y salud laboral en sus peculiares centros de trabajo, con alusiones a los incendios de juzgados en Valencia y Madrid. Valoran positivamente la reciente creación de 93 nuevos juzgados, pero estiman que están muy lejos de acercarse a la ratio europea de 21 jueces por cada 100.00 0 habitantes, que en España se reduce a 12,2.

Juzgados de cláusulas suelo

En especial, incluyen un capítulo dedicado a las conclusiones sobre los denominados “juzgados de las cláusulas suelo” (juzgados especializados en materia de acciones individuales sobre condiciones generales de contratación), en marcha desde 1 de junio de 2017. Son especialmente críticos con la creación de un juzgado por provincia, independientemente de la provincia, que han arrojado cifras imposibles de manejar como, por ejemplo, en Madrid (22.234 asuntos) o Barcelona (8.272 asuntos), con escasísimos medios en todos los casos.

Solicitan por ello que desde enero de 2018 estos asuntos vuelvan a reparto judicial entre todos los Juzgados de Primera Instancia de todos los partidos judiciales. Ante esto, Catalá se ha mostrado dialogante, manifestando que se buscarán opciones que garanticen el fin perseguido: garantizar la uniformidad en las resoluciones. Una de las vías posibles apuntadas por el ministro ha sido la de los Tribunales de Instancia, sobre los que también se pronuncian los jueces em sus conclusiones.

En una clausura distendida y marcada por la voluntad de trabajar de manera conjunta también en otras cuestiones relevantes como el papel cero y el expediente judicial, Grande-Marlaska ha insistido también en la necesidad de que el Ministerio, las comunidades autónomas y el CGPJ trabajen de manera conjunta, destacando asimismo el papel de las asociaciones de jueces. Catalá, por su parte, ha reconocido el gran valor de este foro de los jueces decanos en el que ha sido el primer ministro de Justicia en participar, y van ya cuatro veces en sus aun no completados cuatro años de mandato.

Además, los jueces decanos han reconocido expresamente la labor prestada por los equipos judiciales que tuvieron que intervenir a raíz de los atentados perpetrados en Barcelona y Cambrils.

Y no ha faltado una declaración institucional de apoyo a los jueces de Cataluña, señalando expresamente que “la Comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales de Cataluña es un esperpento sobrecogedor que carece de toda justificación en nuestra democracia”.

Normas