Nace One Business Place, una plataforma que da visibilidad al comercio tradicional en internet

El Ayuntamiento de Madrid y DataCentric presentan el proyecto en el Mercado de Chamberí

Madrid es la primera ciudad europea en contar con laherramienta para buscar negocios locales

Antonio Romero de la Llana, CEO de One Business Place y DataCentric; María Concepción Díaz de Villegas, Directora General de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid, e Inmaculada Egea, Directora de Marketing de One Business Place, este martes en el Mercado de Chamberí.
Antonio Romero de la Llana, CEO de One Business Place y DataCentric; María Concepción Díaz de Villegas, Directora General de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid, e Inmaculada Egea, Directora de Marketing de One Business Place, este martes en el Mercado de Chamberí.

El Ayuntamiento de Madrid presentó ayer la plataforma gratuita One Business Place (OBP) diseñada para dar más visibilidad al comercio tradicional en internet y dinamizar la vida de los barrios, pues según contó la empresa detrás del proyecto –la española DataCentric–, a pesar del incremento exponencial del número de dispositivos móviles y de la utilización de internet, en la actualidad el 40% de las empresas registradas en España carece de huella digital. Un hecho que las hace “invisibles para un elevado porcentaje de clientes potenciales, aun teniéndolas a la vuelta de la esquina”, señaló Antonio Romero de la Llana, consejero delegado de DataCentric y OBP. Otro hándicap para la localización de las microempresas está en la obsolescencia de los registros existentes.

El proyecto dio sus primeros pasos en 2016, tras ser seleccionado por la Comisión Europa dentro del programa Horizonte 2020 y recibir una financiación ligeramente superior al millón de euros. Su objetivo a medio-largo plazo es generar un buscador de contactos que permita dotar de una “presencia online real” a las pequeñas empresas de todo el continente.

Según Romero, Madrid es la primera ciudad europea en desplegar la plataforma, que persigue reducir la desventaja competitiva de estas empresas frente a las grandes cadenas y multinacionales. La iniciativa se presentó en el mercado de Chamberí con el apoyo de la Dirección General de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento. El consistorio integrará el buscador de One Business Place en su propia página web. En España hay registrados tres millones de microempresas, de las que 500.000 están en la Comunidad de Madrid. Tras la capital española, Lisboa y Berlín serán las siguientes ciudades en incorporarse a OBP.

Los comerciantes que lo deseen deberán acceder al sitio web madrid.onebusiness.place y rellenar sus datos básicos de contacto y localización. A través de una herramienta llamad a crowd-sourcing, los datos, autogestionados por los empresarios y las entidades locales, se compartirán para atraer a nuevos clientes y crear un mapa comercial madrileño de calidad y preciso.

Los hábitos de compra han cambiado con las ventas por internet, y hay que recordar a la gente que el mercado de barrio sigue existiendo”, señaló la directora general de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento, María Concepción de Villegas, quien resaltó lo sencillo que es el proceso de inscripción para que cualquier micropyme pueda acceder a la plataforma sin conocimientos informáticos.

Romero de la Llana apuntó que la renovación del tejido ciudadano ha modificado considerablemente las necesidades y demandas de los nuevos habitantes de los barrios, así como sus pautas de búsqueda de información. Una situación que “pone en peligro”, dijo, “la supervivencia del tejido comercial más tradicional que pierde clientes a un ritmo mayor del que los gana”.

Con el respaldo a este herramienta, el Ayuntamiento de Madrid ha querido mostrar su apoyo a la digitalización del comercio madrileño, que ya arrancó con el proyecto mercado 47, una plataforma de comercio online para que pymes y autónomos de la ciudad puedan incorporar su oferta de productos y servicios en un único mercado virtual.

Devolver la vida a los barrios

Para Romero de la Llana, el proyecto no solo aporta beneficios al pequeño comercio; también a sus clientes potenciales, pues “se trata de poder un punto de encuentro que ayude a devolver la vida a los barrios y dar continuidad a sus señas de identidad”. En este contexto, destacó que OBP es la mayor base de datos de pequeñas empresas y negocios locales. "Y al ciudadano le permite descubrir todos los comercios, artesanos y servicios que hay cerca de el".

DataCentric, la compañía que está detrás del proyecto, es una empresa familiar creada en 1994 especializada en gestionar grandes cantidades de datos. La firma, que cuenta entre sus clientes con múltiples empresas del Ibex 35 y multinacionales estadounidenses (muchas reconocidas de Silicon Valley), suministra bases de datos tanto para B2B como para B2C para usos de adquisición y captación de clientes principalmente. La compañía cuenta con más de 60 profesionales de siete nacionalidades, repartidos entre la oficina central de Madrid y Barcelona.

Romero de la Llana recuerda que con la crisis se destruyó mucho empleo de pymes, pero ahora “se está viendo resurgir mucha pequeña y mediana empresa y hay que darles armas para generar tráfico a sus establecimientos o a sus páginas web para que impulsen sus negocios”. Al pequeño empresario, destaca el directivo, le sale gratis que le encuentren. “Nuestra rentabilidad esta en DataCentric, no la buscamos en One Business Place”.

Normas