Las telecos vuelven a rascarse el bolsillo por el servicio universal: 18,7 millones

Telefónica deberá abonar 10,39 millones

Hasta 14 operadoras deberán contribuir

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, José María Marín Quemada.
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, José María Marín Quemada.

La Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) ha comunicado hoy que un total de 14 operadoras deberán contribuir al Fondo Nacional del Servicio Universal para el ejercicio de 2014, que se eleva a 18,7 millones de euros. La cifra es un 4% inferior a la registrada en 2013, cuando ascendió a 19,5 millones. Lejos quedan las cifras registradas hace una década, cuando superaban los 70 millones de euros.

De las cifras establecidas para 2014, Telefónica deberá contribuir con 10,39 millones de euros, un 55,4% del total.

A su vez, la aportación de Vodafone será de 4,01 millones de euros, por 3,28 millones de Orange. Ambas incorporan a Ono y Jazztel, respectivamente. Xfera Móviles, matriz de Yoigo y actualmente propiedad de MásMóvil, deberá abonar 324.505 euros.

El resto de compañías incluidas por la CNMC en la financiación del servicio universal son BT, Euskaltel (junto con R Cable y Telecable), Retevisión (Cellnex), Colt Telecom y Lycamobile.

En un comunicado, la CNMC señala que ha tenido en cuenta el volumen de ingresos de comunicaciones electrónicas de los operadores durante el ejercicio de 2014.

El regulador recuerda que para el periodo de vigencia de la Ley General de Telecomunicaciones de 2003, la contribución ha recaído en los cuatro operadores principales Telefónica, Telefónica Móviles, Vodafone y Orange, puesto que la CNMC podía “exonerar a determinados operadores de la obligación de contribuir a la financiación del servicio universal cuando su volumen de negocios a escala nacional se sitúe por debajo de un umbral preestablecido por ella. “A partir de la entrada en vigor de la Ley General de Telecomunicaciones de 2014, se establece que corresponde contribuir a aquellos operadores que obtengan por la explotación de redes o la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas unos ingresos brutos de explotación anuales superiores a 100 millones de euros”, ha señalado la CNMC.

Normas