¿Es posible aprender mecánica sin un taller físico?

¿Es posible aprender mecánica sin un taller físico?

3DCanic es la idea de tres jóvenes emprendedores que quieren revolucionar el aprendizaje de mecánica

Tener una idea es una cosa y conseguir reunir al equipo necesario para hacerla viable es otra muy distinta. La amistad y el talento fueron las dos bazas con las que jugaron el equipo de 3DCanic. Carlos Madrid, mecánico de automoción, Carlos Górriz, programador y desarrollador y Álvaro Cavestany, generalista 3D y programador decidieron poner en marcha este proyecto y hacer realidad su sueño profesional.

Todo comenzó con un amigo de Cavestany que tuvo que irse a Barcelona a hacer una prueba con un motor de un avión para que le aceptasen en su puesto de trabajo. Este hecho marcó el inicio de 3DCanic, una startup que cuenta con la beca Talentum de Telefónica.

Se trata de una plataforma de e-educación basada en la tecnología 3D pensada para ayudar en la formación de profesionales en la mecánica sin necesidad de tener los objetos de estudio delante, lo que habitualmente es difícil y costoso para los centros de formación.

A través de este programa un profesor podrá enseñar al alumno y éste practicar libremente sin necesidad de tener un taller o el motor físico para practicar. Por ejemplo, con la aparición de los coches Tesla los centros de estudio de mecánica no cuentan con la inversión necesaria para que sus alumnos puedan practicar con esta tecnología. Con 3DCanic se solucionaría este problema, ya que el usuario podrá interaccionar con distintas piezas 3D. Además con este sistema virtual se evitaría que el alumno rompiera alguna pieza por utilizar una herramienta inadecuada o por una mala colocación.

Otra ventaja de este proyecto es que se puede aplicar a distintos ámbitos: motos, aviones, barcos o coches, incluso a drones y robótica. Es decir, es aplicable a todo aquello que tenga montaje y desmontaje de forma específica.

La plataforma consta de tres partes: una libre, donde el usuario puede hacer y deshacer como desee, otra donde el “profesor” podría explicar o exponer las distintas áreas sobre las que quiere formar a sus alumnos, y una tercera en la que el alumno realizaría una prueba para el profesor.

Actualmente, el equipo de 3DCaninc está con la versión beta. Para la versión completa se están preparando ampliando conocimientos, personal e inversión para poder realizar una aplicación que sea para uso comercial. Sus planes de futuro, tal y cómo nos cuenta el equipo de 3DCanic, se centran en implantar esta plataforma en centros de formación y en empresas de aeronáutica, de vehículos a motor o eléctricos o a cualquier sector en el que se necesite formar a empleados sobre cómo desmontar o montar algún tipo de mecanismo.

Normas
Entra en EL PAÍS