El Corte Inglés, Inditex, H&M y Uniqlo no abrirán el día 1 en Barcelona por seguridad

Se suman a los pequeños comercios, que tampoco trabajarán pese a estar permitido

La Unión de Entidades de Comercio de Cataluña prevé que las ventas de la jornada serán reducidas

El Corte Inglés, Inditex, H&M y Uniqlo han anunciado este viernes que no abrirán sus puertas el próximo 1 de octubre en Barcelona, día de la convocatoria del referéndum ilegal de independencia catalana. Los establecimientos de estas cadenas ubicados en zonas turísticas de gran movimiento comercial permanecerán cerrados a lo largo de la jornada por motivos de seguridad. Los tres grandes grupos de distribución y la firma japonesa actúan en línea con la Unión de Entidades de Comercio de Cataluña (Retailcat), que agrupa a 32.000 pequeños establecimientos y que ha recomendado el cierre de locales porque prevé una mala jornada de ventas.

Fuentes de El Corte Inglés han asegurado que mantendrán cerrados sus centros en Plaza de Cataluña, Portal del Ángel y La Rambla. Tampoco abrirán los establecimientos que pertenecen a las marcas del grupo Inditex -Zara, Massimo Dutti, Pull & Bear, Stradivarius, Bershka, Oysho y Uterqüe- que funcionan dentro de las Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT). Por su parte, la firma japonesa Uniqlo ha anunciado que no operará su único local en España, inaugurado el pasado 20 de septiembre y ubicado en el Paseo de Gracia.

El cierre es particularmente significativo porque se enmarca en uno de los pocos festivos del año en que las grandes superficies tienen permiso para abrir en las ZGAT de Barcelona. Algunas cadenas, como Mango y Fnac, aún no se han pronunciado al respecto aunque según fuentes de ambas empresas se evalúa tomar medidas similares.

Otras firmas han expresado internamente preocupaciones por lo que pueda ocurrir en las calles durante el referéndum. Una fuente de Amazon ha confirmado que algunos de sus empleados, en viaje de trabajo a Barcelona, han recibido advertencias sobre posibles problemas el próximo domingo. En una circular, firmada por una de sus aseguradoras, se recomienda a la plantilla evitar zonas de posibles disturbios y se advierte de eventuales demoras en la red de transporte.

Joan Carles Calbet, presidente de Retailcat, ha explicado a Cinco Días que desde la patronal han sugerido a sus afiliados no abrir por motivos estrictamente comerciales. “La gente, cuando hay elecciones, no está por comprar”, ha afirmado Calbet. Retailcat había pedido el pasado martes al Ayuntamiento de Barcelona que cambiara el día de libre apertura previsto para el próximo domingo por otra fecha. Pero, hasta este viernes, se habían topado con la negativa de las autoridades municipales. “Seguiremos insistiendo, porque aunque haya autorización el domingo van a abrir cuatro comercios”, ha zanjado Calbet.

Según la normativa vigente, los establecimientos ubicados en las ZGAT de Barcelona pueden abrir los domingos, de 12.00 a 20.00 horas, entre los días 5 y 24 de mayo, y entre el 1 y el 14 de octubre, ambos incluidos.

Además, las grandes superficies tienen derecho a abrir diez festivos al año en territorio catalán. Para 2017, los festivos de apertura fueron fijados para Barcelona los días 8 de enero, 23 de abril, 2 de julio, 1 de noviembre y 3, 6, 8, 10, 17 y 24 de diciembre.

Normas