pymes

Cinco servicios útiles para pymes que ofrecen en las Cámaras de Comercio

Las cámaras de comercio sobresalen por ser referencia para muchas compañías a la hora de contratar algunos servicio concretos

Banco Santander ha recopilado, en un comunicado online disponible en su página web, cinco servicios con los que las Cámaras de Comercio aportan valor a las pymes. Estas entidades promueven la creación de nuevos proyectos, así como el desarrollo y crecimiento de los existentes. Para ello, cuentan con una serie de opciones que pueden resultar de gran utilidad para la pequeña y mediana empresa española. Son estos:

  1. Ventanilla Única Empresarial. El mismo permite a quien esté interesado en iniciar un negocio acceder a información y asesoramiento sobre todos los trámites que deben realizar. También es posible completar gran parte de la burocracia necesaria para constituir la empresa.
  2. Servicio de certificaciones. Ello se debe a que estos organismos pueden ejercer de tercero de confianza y tienen atribuida la competencia de expedir certificaciones relacionadas con las actividades mercantiles, industriales y de servicios de las empresas.
  3. También destacan por ser una fuente de contratos. De esta manera, convertirse en candidato a ser su proveedor basta con presentar, en tiempo y forma, las propuestas de tu compañía para responder a las necesidades que exponen en sus convocatorias.
  4. En paralelo, las cámaras de comercio también sobresalen por ser referencia para muchas compañías a la hora de contratar servicios de mediación y el arbitraje, con los que se pueden resolver multitud de conflictos sin necesidad de pasar por los tribunales.
  5. Finalmente, ya sea para vender tus productos en el exterior o para apostar por la innovación, las Cámaras de Comercio permiten acceder a diferentes ayudas económicas. Su apoyo no solo se limita a la vertiente económica, dado que también cuentan con programas de asesoramiento para multiplicar las opciones de que un proyecto empresarial salga adelante.
Normas
Entra en EL PAÍS