Regulación

Economía reitera pese a la presión que restringirá el cobro de incentivos en la venta de fondos

La secretaria de Estado Irene Garrido avisa que así evitarán conflictos con el comercializador

El ministerio ya tiene lista la reforma hipotecaria

Irene Garrido, secretario de Estado de Economía.
Irene Garrido, secretario de Estado de Economía.

Bancos y gestoras siguen pidiendo árnica en la trasposición de la segunda edición de la directiva europea para que los mercados funcionen mejor Mifid 2. El 18 de septiembre concluyó el proceso de consulta pública y ahora comienza una carrera contra reloj para que se apruebe antes de finales de año, pues debe estar vigente desde enero. 

Las peticiones del sector para que se flexibilice la norma y se les permita más facilidad para embolsarse una parte de las comisiones de gestión del fondo han sido desoídas. Y el Ministerio de Economía sigue firme en su propósito. 

La secretaria de Estado de esta área, Irene Garrido, ha asegurado en una presentación del Consejo General de Economistas que uno de los dos objetivos prioritarios de la norma es proteger los intereses de los pequeños inversores en la comercialización de productos financieros al evitar los conflictos de interés entre los clientes y las entidades. Así, ha indicado que "se restringirá el cobro de incentivos" en la comercialización de productos financieros. 

Irene Garrido ha afirmado que el Tesoro evaluará las peticiones, después se enviará el texto final al Consejo de Estado y finalmente se aprobará en consejo de ministros para ser aprobado en el Congreso. En esencia, las entidades tendrán que vender fondos de gestoras ajenas al grupo u ofrecer un servicio de asesoramiento diligente, y no bajo cuerda, para poder cobrar incentivos. 

Desde las asociaciones de banca (AEB, CECA y Unnac) y de fondos de inversión (Inverco) reclaman que se flexibilice la norma y recuerdan que solo en Reino Unido y Holanda no se ha hecho así. Pese a que siguen reclamando que se abra la puerta a un cuarto supuesto para el cobro de incentivos, fuentes financieras señalan que ahora la gran misión es que se abra la lista, abierta en la directiva y cerrada en el borrador, que da margen a las entidades a idear fórmulas alternativas, siempre consensuadas con a CNMV para cobrar incentivos.

Fuentes financieras explican que las asociaciones también han pedido que se dé un plazo adicional de seis meses para que la norma entre completamente en vigor en España. Aducen que la normativa, que incluye numerosas peculiaridades respecto a la directiva aprobada en 2014, debía haberse traspuesta el pasado 3 de julio, y que previsiblemente la norma nacional se aprobará en diciembre, de manera que el plazo de adaptación es mínimo.

Irene Garrido ha reconocido que, además de la reforma de la Ley del Mercado de Valores y la elaboración de su reglamento a través de un , serán necesarios al menos siete decretos leyes para que la directiva esté completamente adaptada. 

El otro objetivo de la reforma es la mejora de la organización interna de las entidades, ha explicado Irene Garrido. 

Los textos sorprendieron al sector financiero con una posición extremadamente restrictiva en cuanto al cobro de incentivos en la comercialización de fondos de inversión. Ahora, las entidades que ponen a disposición de las gestoras sus redes de ventas para ofrecer sus fondos de inversión se llevan un 64% de las comisiones que ingresaron las gestoras. 

Las sociedades dedicadas a gestionar ingresaron el año pasado 2.238 millones en comisiones de gestión, y de este dinero entregaron 1.432 millones de euros a los distribuidores. Es decir, más de seis de cada 10 euros se los queda el vendedor y no el fabricante.

La reforma de la ley hipotecaria, ha adelantado Irene Garrido, está en la fase final, solo queda llevarla al consejo de ministros para su posterior aprobación en el Congreso.  

Normas