ryanair
Kenny Jacobs, director de marketing de Ryanair, y Michael O'Leary, presidente ejecutivo de la compañía irlandesa, en una foto de archivo.

Ryanair redobla su apuesta por Barajas como centro de operaciones

Califica de amaño la operación de venta de Air Berlin en favor de Lufthansa

Abrirá cinco nuevas rutas en Barajas para transportar 400.000 viajeros más al año

Ryanair sigue dando pasos para crecer en España y convertir el aeropuerto de Barajas en uno de sus centros de operaciones a nivel mundial. Un primer hito de esta estrategia se cerró en mayo con la alianza sellada con Air Europa para ofrecer a sus 130 millones de clientes las 20 rutas que opera la compañía del grupo Globalia con destino a los principales países de América. Los billetes de Air Europa se venden desde esa fecha en la web de Ryanair y el objetivo del acuerdo suscrito por la compañía presidida por Michael O'Leary es situar a Madrid como hub y competir en los vuelos transatlánticos con Iberia.

Otra información relevante se hizo pública ayer con el anuncio de los programas de vuelos para el próximo verano. En la actualidad opera 50 rutas desde el aeropuerto de Barajas y transporta a 6,95 millones de viajeros al año desde ese aeródromo. Sus previsiones para el próximo ejercicio apuestan por incluir cinco nuevas rutas: Bari (tres vuelos semanales), Fráncfort (una frecuencia), Glasgow (cuatro), Poznan, en Polonia (dos), y Praga (cuatro). De este modo, la operadora irlandesa gestionará 55 rutas y transportará 7,35 millones de pasajeros al año en la próxima temporada alta (400.000 más). El responsable de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, destacó que espera un crecimiento del tráfico del 9% en el aeropuerto de la capital española, con lo que el total de pasajeros que transporta en la red de aeropuertos españoles podría crecer un 4% y superar los 40 millones.

Preguntado por el fenómeno de la turismofobia, el directivo de la compañía irlandesa advirtió de que es necesario descongestionar "los principales centros turísticos" y que España se enfrentan a una creciente "necesidad de diversificar las regiones y la estacionalidad de los destinos". Un mensaje que deja entrever el interés de Ryanair por recuperar las operaciones en aeropuertos pequeños, de los que prácticamente desapareció como consecuencia de la crisis económica. La aerolínea había suscrito jugosos convenios con un número destacado de destinos turísticos que le garantizaban una importante fuente de ingresos solo por traer aviones a esos aeropuertos. En el momento en el que los ingresos públicos se desplomaron, esas ciudades optaron por romper esos convenios ante la imposibilidad de pagarlos.

Un primer ejemplo se produjo en el aeropuerto de Granada, en el que el ayuntamiento, en primera instancia, y posteriormente la Diputación y un número de empresas suscribieron en 2007 un convenio con Ryanair para establecer vuelos que unían Granada con Barcelona, Bolonia, Liverpool, Madrid y Milán. La deuda acumulada por impagos y la imposibilidad de hacer frente a la deuda hizo que Ryanair rompiera de forma unilateral el acuerdo.

En 2013 sucedió algo similar con los aeropuertos de Asturias y Bilbao, mientras que la compañía decidió prolongar el convenio con el aeropuerto de Santander. El montante de la operación, uno de los secretos mejor guardados por la compañía irlandesa, rozó los cuatro millones de euros al año por un periodo de cuatro ejercicios.

En la actualidad, Ryanair opera vuelos desde 23 aeropuertos españoles (Alicante, Almería, Fuerteventura, Barcelona, Gran Canaria, Girona, Ibiza, Jerez, Madrid, Valencia, Lanzarote, Málaga, Menorca, Murcia, Palma, Reus, Santander, Santiago, Sevilla, Tenerife Norte, Tenerife Sur, Valladolid y Zaragoza).

En muchos de ellos, la compañía ha optado por prescindir de rutas. Así lo hizo en los vuelos que conectaban Valladolid con Bruselas y Londres en 2013 y así lo hizo en octubre del pasado año con la conexión entre Zaragoza y París. La aerolínea tomó la decisión tras renovar a principios de 2016 el contrato millonario de publicidad con la Sociedad de Promoción de Actividades Aeroportuarias, el mecanismo por el que la Diputación General de Aragón financia cuatro conexiones internacionales de Ryanair desde Zaragoza: Milán, Londres, París y Bruselas. El acuerdo tenía una duración de un año y el coste ascendía a 1,35 millones de euros, del que hubo que descontar posteriormente la supresión de la ruta a París.

En un contexto de recuperación económica, Jacobs aprovechó para instar a los centros turísticos para que apoyen nuevos acuerdos con Ryanair. "Tienen que atraer a las aerolíneas a base de impuestos bajos, ya que estas atraen a pasajeros a través de tarifas bajas", precisó. De hecho, la compañía defiende que la supresión de gran parte de las rutas en los ejercicios anteriores no se debió tanto a las dificultades presupuestarias de ayuntamientos y comunidades autónomas como a la subida de tarifas pactada en 2013 por Aena y las aerolíneas. Esta suponía un incremento tarifario previsto del IPC más un punto en 2014, IPC más tres puntos en 2015 e IPC más cuatro puntos en 2016, 2017 y 2018.

Reitera su interés por Alitalia

El responsable de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, reiteró su interés por la flota de corto alcance de Alitalia para "alimentar sus rutas de largo recorrido". Jacobs dijo que, a diferencia del proceso de venta de Air Berlin, las negociaciones por Alitalia están siendo transparentes.

Ryanair renovó ayer el acuerdo con la firma CarTrawler para ofrecer el servicio de alquiler de coches a los 131 millones de pasajeros de la aerolínea. Este pacto ofrece una conexión directa con más de 1.500 agencias de alquiler de coches líderes e independientes en más de 30.000 aeropuertos y zonas urbanas, en 174 países diferentes. La ciudad en la que más se ha utilizado el servicio de alquiler de coche por parte de los clientes de Ryanair ha sido Dublín, seguida de Milán Bérgamo, Londres, Málaga y Oporto.

 "Su tecnología, líder en la industria, y su amplia gama de vehículos aseguran a nuestros clientes los precios más económicos. Estamos trabajando conjuntamente para ampliar esta oferta con servicios adicionales de transporte, ofreciendo así mucho más que las tarifas más económicas de Europa", apuntó el responsable de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs.

 "La reforma completa de la versión móvil de la web y la integración tecnológica en la aplicación de Ryanair han permitido que los clientes puedan disfrutar de una experiencia inigualable ", señaló Mike McGrearty, CEO de CarTrawler.

Normas
Entra en EL PAÍS