Gestamp lanza un profit warning y recorta sus previsiones de ebitda

La compañía lo atribuye a costes no recurrentes en su división de Nortamérica

Espera un impacto negativo en sus cuentas por el alza del euro

Gestamp lanza un profit warning y recorta sus previsiones de ebitda

Cinco meses después de su salida a Bolsa, Gestamp ha anunciado que recorta sus previsiones de ebitda para el cierre del ejercicio. Según un hecho relevante remitido a la CNMV, las cuentas de la compañía se verán impactadas por gastos no recurrentes derivados del lanzamiento de nuevos proyectos en Norteamérica. Además, espera que la fortaleza del euro agrande el agujero (no ha precisado en cuánto).

Gestamp espera que su ebitda se sitúe en una horquilla de entre el 5% y el 8% a tipo de cambio constante. Sus previsiones iniciales estaban entre el 9% y el 11%. Todo ello impactará también sobre las previsiones de deuda. Si bien antes se comprometía a situarla por debajo de los 2.000 millones. Ahora espera que se encuentre en torno a esa cifra.

Sin embargo, la compañía asegura que esto no alterará los objetivos de estos proyectos en ingresos y rentabilidad a medio y corto plazo. Espera que tanto el pay-out (del 30%) como los ingresos se mantengan en línea con lo proyectado: aumenten, estos últimos, entre un 7% y un 9%.

La compañía burgalesa defiende la solidez del resto de mercados. Fundamentalmente en Latinoamérica, donde espera que la adjudicación de nuevos proyectos suponga un fuerte crecimiento entre 2018 y 2019. 

Desde que salió a Bolsa el pasado 7 de abril, Gestamp se revaloriza un 8,97%. Todo ello después de caer más de un 4% el día de su estreno y remotar después el vuelo. Según el cierre de ayer, la compañía vale en Bolsa unos 3.360 millones, por encima de los 3.222 a los que se valoró para su debut en el parquet.

Normas