Los acreedores de Air Berlin decidirán el futuro de la compañía el 15 de septiembre

Los interesados tendrán hasta el 13 de septiembre para presentar ofertas y planes de negocio

La aerolínea se declaró en quiebra el pasado 15 de agosto

Aviones de Air Berlin
Aviones de Air Berlin

Varios meses de especulaciones sobre el futuro de Air Berlin podrían alcanzar su fin dentro de poco. El próximo lunes 15 de septiembre, los acreedores de la compañía alemana se reunirán de nuevo para tomar decisiones en lo que respecta a la venta de activos y al futuro de la empresa. La aerolínea, la segunda mayor del país, se declaró insolvente el pasado 15 de agosto.

La situación ha provocado la puja entre las principales compañías aéreas. La también germana Lufthansa está interesada en comprar 70 aviones de las 140 aeronaves que componen la flota de Air Berlin. Tampoco descarta la adquisición de su filial austriaca Niki, que cuenta con 35 aviones; sin embargo, su fundador, el excorredor de Fórmula 1 Niki Lauda, quiere recuperarla.

Ryanair también es un comprador potencial. La compañía irlandesa anunció la semana pasada que estaba dispuesta a comprar el 100% de Air Berlin, aunque criticó la falta de transparencia en el proceso. Por otro lado, también ha denunciado el apoyo económico del Gobierno alemán a la compañía germana, un crédito de 150 millones de euros para que pueda seguir operando. Michael O’Leary –consejero delegado de Ryanair- cree que se trata de una maniobra para favorecer a Lufthansa.

El crédito de 150 millones otorgado por el gobierno de Ángela Merkel para que la compañía pudiera seguir operando, ha sido criticado por Michael O’Leary –consejero delegado- que ha señalado que busca favorecer a Lufthansa.

Hace dos semanas que Air Berlin se declaró en quiebra, tras dos años acumulando pérdidas hasta alcanzar los 1.200 millones de euros en negativo. Ethiad Airways, compañía emiratí que posee el 29,1% de participación, no estaba dispuesta a llevar a cabo un rescate. Fue entonces cuando el Gobierno alemán ofreció un crédito de 150 millones para que la empresa pudiera seguir operando.

Para hacer frente a la situación, se puso en marcha un plan de restructuración que resultó fallido. Las medidas implicaban un recorte de plantilla de 1.200 empleados, mediante un programa de bajas voluntarias, y una reducción de la flota operativa a 75 aviones que se encuentran en Berlín y Dusseldorf. A día de hoy, el grupo cuenta con 7.000 trabajadores.

En este contexto, no se descarta que además de las aerolíneas mencionadas anteriormente, otras como EasyJet; Condor, propiedad de Thomas Cook; o TUIfly, del grupo TUI, puedan entrar en juego. No obstante, todavía no se han pronunciado públicamente. Los plazos para presentar ofertas y planes de negocio finalizan el próximo 13 de septiembre.

 

Normas