Cinco trucos para acelerar la velocidad de tu PC con Windows 10

Cinco trucos para acelerar la velocidad de tu PC con Windows 10

Hábitos sencillos que pueden aumentar el rendimiento del PC

La velocidad del ordenador es una de las principales preocupaciones de los usuarios de PC, y de cualquier otra plataforma, ya que son tantos los factores que pueden ralentizar su rendimiento que nunca está de más conocer más trucos para poder acelerar el rendimiento del ordenador. Hoy vamos a repasar concretamente cinco trucos, que podemos hacer todos en nuestro ordenador, y que nos ayudan a darle un empujón al rendimiento del PC, que es algo que nunca viene mal.

Cinco buenos consejos para acelerar nuestro ordenador

Uno de estos trucos tiene que ver con la configuración de energía en el ordenador, y dependiendo de las características del ordenador podremos acceder o no a esta opción. Para ello debemos ir al panel de control, y allí pulsar sobre hardware y sonido. Dentro de este menú pulsamos sobre opciones de energía, y abajo, en los planes adicionales pulsamos sobre el de alto rendimiento, algo que notaremos en la rapidez del PC de ahora en adelante, no demasiado, pero sí se notará.

Windows 10 rendimiento
Desde aquí se puede elegir un perfil de alto rendimiento para el ordenador

La segunda tiene que ver con la apariencia de Windows 10, porque escogiendo una más liviana, podremos aumentar el rendimiento global del ordenador. Para ello en el menú de configuración del sistema debemos escribir apariencia en la barra de búsqueda a la izquierda, para pulsar a su vez sobre apariencia y rendimiento en los resultados. Desde aquí podemos pulsar sobre el modo de alto rendimiento para darle un empujón al PC.

Windows 10 defender
Una búsqueda de malware puede darnos más pistas para acelerar el rendimiento de un PC con Windows 10

Otro buen truco es desactivar determinados procesos o programas que se ejecutan al iniciar el sistema. Para ello debemos pulsar Control + Alt + Supr para entrar en el administrador de tareas. Ahora pulsamos sobre la pestaña de inicio, para ver dentro de ella todo lo que se inicia con el sistema, pulsando sobre el botón derecho sobre ellas podemos deshabilitar las que no sean necesarias. Otro truco es cerrar aquellos programas que estén consumiendo más rendimiento y no sean necesarios.

Repetimos el proceso de pulsar Control + Alt + Supr, y ahora pulsamos en la pestaña de procesos, desde la cual podemos ver fácilmente cuál está consumiendo más recursos, con el botón derecho podemos cerrarlas. Por último un buen truco para acelerar el PC es hacer una búsqueda de malware, algo que podemos hacer gracias a Windows Defender. Sólo hay que abrirlo desde la barra de herramientas, pulsamos sobre protección antivirus y amenazas, para iniciar un examen rápido.

Normas