Enair, la firma alicantina que implanta molinos en casas y negocios

La eólica exporta sus minigeneradores de última tecnología a la Unión Europea, EE UU, Australia y Latinoamérica, y ha creado una filial en Fuerteventura para el mercado africano

aerogeneradores

Cuando en 1970 David Bornay Rico y y Juan Bornay Rico comienzan a fabricar aerogeneradores pocos intuían el resultado futuro. Treinta y cinco años después David Bornay decidió continuar por separado de su hermano y constituyó en 2005 Enair. Poco a poco pasó a ser un referente internacional de la energía minieólica (entre 3 y 40 kW de potencia), implantando molinos en casas y negocios de todo el planeta.

Prueba de su éxito es que mientras el conjunto de este mercado crece a un ritmo anual del 12%, Enair lo hizo en un 45% en 2016 y prevé un 47% en 2017, con lo que “duplicará su facturación en los próximos años”, avanza su director general, Juan Antonio Vila Herrero.

Aunque el desarrollo de la empresa se circunscribió en un primer momento fundamentalmente al territorio español, los pedidos internacionales también se multiplicaron rápidamente.
La nueva tecnología desarrollada por la firma y los escasos fabricantes especializados en pequeños aerogeneradores a nivel mundial permitieron a Enair convertirse en un referente dentro y fuera de nuestras fronteras. Desde entonces la empresa ha basado su estrategia en aumentar su presencia en los mercados donde sus productos tienen más demanda.

Desde su creación, Enair ha aplicado las últimas técnicas en sus aerogeneradores de pequeña potencia, como la dinámica de fluidos computacional y el uso de materiales avanzados que reducen el mantenimiento y garantizan una mayor vida útil de las máquinas. Todo ello aplicando la norma regulatoria de fabricación de la minieólica a nivel mundial (IEC 61400-2). Y ahora acaba de patentar una tecnología que le permitirá lanzar entre 2017 y 2018 “la familia de aerogeneradores de pequeña potencia más eficiente del mercado internacional”, asegura Vila Herrero.

Mientras el mercado eólico crece a un ritmo anual del 12%, Enair lo hace a más del 45%, y duplicará su facturación en los próximos años

En estos momentos, la compañía dispone de una completa gama de pequeños aerogeneradores de todas las potencias, partiendo de 3 kW y llegando hasta los 60 kW del modelo Enair 800. Y cuenta con un departamento de consultoría formado por ingenieros que diseñan soluciones basadas en fuentes renovables, como una microcentral de generación distribuida para dar luz a un pueblo de Cabo Verde de 700 personas.

Además, la firma ha desarrollado una nueva tecnología en la gama de potencia media de la pequeña eólica que va desde 10 a 60 kW. “Esta tecnología de los modelos Enair 200 y 800 es muy novedosa porque permite un control total de los aerogeneradores gestionando más de 700 parámetros de comportamiento, exactamente igual que la gran eólica, pero con unos diseños de fabricación que hacen que sea realmente rentable y la relación coste eficiencia sea la más baja del mercado. Europa ha financiado el proyecto y el desarrollo una vez que evaluó la viabilidad del mismo”.

Principales instalaciones

Entre los proyectos más emblemáticos en los que ha participado Enair en los últimos años figura el de smart grid (redes de distribución eléctrica inteligentes) en instalaciones de hípica, que pueden llegar a conseguir una potencia de 60 kW y aportar una media de 100 kWh/día, suficientes para dar suministro a seis cuadras que albergan más de 80 caballos, al restaurante del recinto, a la residencia del guarda y al riego de las pistas.

Y el de una instalación monofásica 100% con renovables realizada en Sos del Rey Católico (Aragón), capaz de ofrecer más de 65 kWh/día gracias al aporte de energía eólica que le proporciona el aerogenerador Enair 70 y su correcta configuración combinada con los paneles solares.

Otro de los proyectos destacados es uno de telecomunicaciones en Huesca. Se trata de una instalación monofásica 100% con renovables, capaz de ofrecer más de 70 kWh/día gracias al aporte de la energía eólica que le proporciona el aerogenerador Enair 70 y su configuración combinada con los paneles solares.

En el plano internacional, destaca la torre de telecomunicaciones de La Gauchita, en Argentina, en la que han sido implantados recientemente dos aerogeneradores Enair70. “Telefónica se ha decantado por estos aparatos porque los vientos medios de la zona son extremadamente fuertes y nuestros aerogeneradores cumplen todos los requerimientos y certificados que garantizan que los soportarán y seguirán generando a revoluciones nominales”, apunta Vila Herrero.

Asimismo, la empresa alicantina ha participado también en el proyecto Aldea Aislada, en Cabo Verde, una actuación que ha contado con fondos de colaboración europeos y que ha supuesto el desarrollo de una microcentral de generación eléctrica renovable, combinando la tecnología solar policristalina, la minieólica Enair70 y los inversores en tecnología solar para el hogar (SMA) más avanzados del mercado en autoconsumo y conexiones a la red.

Y en la dotación de una vivienda de lujo en Praia do Futuro (Brasil), en la que ha instalado un aerogenerador de 18 metros de altura para conseguir el viento más limpio posible, que cubrirá el 70% del consumo de la vivienda y cuya inversión se amortizará en cinco años.

Salto exterior

Buena parte del éxito de Enair se debe a su progresiva expansión internacional. En la actualidad, exporta a la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Latinoamérica, y este año ha creado una filial en Fuerteventura con el fin de acceder al mercado africano.

La empresa cuenta en estos momentos con una amplia red de ventas desplegada en España, Argentina, Italia, Alemania, Finlandia, Noruega y Francia, y continúa trabajando en tres grandes ámbitos: el primero es la creación de una red de agentes internacionales orientada principalmente a los integradores e instaladores en Europa Occidental, Japón y EE UU; después, la negociación con grandes cuentas, fundamentalmente utilities y telecos, para la integración de sus aerogeneradores en puntos remotos de las infraestructuras, y, por último, la participación en licitaciones internacionales, orientadas a proveer de servicios básicos (energía) en zonas remotas de países en vías de desarrollo”.

Otra de las claves de la empresa es su fórmula de producción: “Nos basamos en el modelo de outsourcing, que es el comúnmente utilizado por las grandes factorías de automóviles y los centros industrializados, que nos permite optimizar costes y ganar en técnica productiva, ya que cada una de las piezas de la máquina es fabricada por expertos es esa materia. Así, Enair es el responsable del diseño, la integración y la coordinación de más de 50 profesionales altamente cualificados en cada una de sus tareas específicas”.

Pero la compañía no se limita a vender generadores, sino que también se ocupa de las conexiones a la red, la generación de energía en cada vivienda o las instalaciones aisladas para autoconsumo que se usan cuando existe un gran coste o dificultad para llevar la red eléctrica al lugar de consumo.

Entre los próximos retos de la firma están reducir el coste de la tecnología minieólica; aumentar su fiabilidad, seguridad y calidad; crear tecnología minieólica integrable en el entorno urbano; reforzar el diseño de aerogeneradores de pequeña potencia; facilitar la predicción de la producción energética anual, y desarrollar aplicaciones innovadoras. Grandes retos que necesitarán, sin duda, ser impulsados por los vientos más favorables.

Datos de interés

aerogeneradores

Facturación. En 2016, Enair facturó 1,5 millones de euros, con un incremento del 45% con respecto al ejercicio anterior. Las previsiones para 2017 son de 2,2 millones, un 47% más, y de 3,5 millones en 2018, un 59% más. La empresa tiene actualmente 11 trabajadores.

Ubicación. La compañía se ubica en el Valle del Juguete (Alicante), que en la década de los ochenta era el principal referente de fabricación juguetera a nivel internacional, lo que generó el desarrollo de un potente tejido industrial que le ha facilitado la producción y el control de los proveedores.

Externalización. Enair utiliza en su producción el modelo de outsourcing, a través del cual mantiene colaboración con más de 15 empresas que trabajan en la fundición de aluminio y de hierro, mecanizado, composites y sistemas electrónicos.

Exportación. Las ventas internacionales representan el 45% del total de las contabilizadas por la firma minieólica. En estos momentos la empresa exporta a la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Latinoamérica.
u Red de ventas. Uno de los puntos fuertes de la pyme alicantina es la potente red de ventas desplegada en España, Argentina, Italia, Alemania, Finlandia, Noruega y Francia.

Reconocimientos. El trabajo de la compañía ha sido reconocido con premios como el de la Innovación 2015 que concede la Cámara de Comercio. Ese mismo año ganó el proyecto europeo H2020 F2, por una innovadora patente que desarrollará los sistemas de control activos de la minieólica.

Normas