Drone selfie

Drones asequibles para hacer selfies

Repasamos algunos de los mejores drones baratos para selfies

Los drones están cambiando en buen parte la forma de entender el ocio, lejos quedan aquellos aviones de aeromodelismo complicados, que eran casi imposibles de volar por cualquier usuario medio. Pero los drones llegaron para quedarse, y con ellos nuevas formas de entender los vehículos radiocontrolados, con decenas de usos, entre los que se encuentran incluso los que nos permiten hacer selfies. Y como es lógico, los hay para todos los bolsillos, en esta ocasión vamos a repasar los más asequibles, eso sí, lógicamente también los que cuentan con unas cámaras más modestas.

Olvídate del palo de selfie

Como sabéis los palos de selfie han sido uno de los accesorios más populares en los últimos años para los usuarios de móviles, por la facilidad con la que nos permiten hacer estos retratos individuales o grupales en los lugares más exóticos. Ahora otra corriente apuesta por los drones para hacerse selfies, y para quitarnos el gusanillo podemos optar por uno de estos drones que nos pueden hacer interesantes selfies. Sin duda uno de los drones más interesantes para hacer selfies es el SKEYE One, y que tiene un precio bastante contenido si tenemos en cuenta sus características, vamos a conocerlas.

Lo mejor de este drone es que mantiene de forma automática la altitud, algo básico cuando queremos hacernos un selfie, ya que sólo tenemos que marcar la altura ideal para el selfie y a partir de ahí limitarnos a hacer la foto. Además tiene una cámara de calidad HD, lo que sin duda es garantía de al menos unas fotos selfie decentes. Su precio es moderado si lo comparamos con otros drones para este cometido. Además puede controlarse desde un móvil Android o IOS, por lo que la compatibilidad es total.

Drone selfie
El SKEYE Drone es el que tiene una mejor relación calidad precio

Otro modelo interesante es el Kingtoys JD-018 Mini Drone, que también cuenta con la función clave de mantenimiento de la altura de forma automática, lo que permite hacer selfies de una forma más sencilla con su cámara de 2 megapíxeles, que no es espectacular, pero sí suficiente como para sacar unas imágenes medianamente interesantes.

También puede controlarse desde el móvil, y ver las fotos en los dispositivos móviles. Por último otro drone, el Kingtoys Selfie RC Drone JJRC H37, que ofrece además de la altitud automática, también el modo headless. Básicamente nos permite olvidarnos de la dirección del drone y pilotarlo de forma más sencilla. Eso sí, a cambio la cámara es bastante más sencilla, de sólo 0,3 megapíxeles, pero para matar el rato es más que suficiente.

Normas