Mango
Fachada de la tienda de Mango en la calle Serrano.

Mango entra en pérdidas y reduce un 2,8% sus ventas, hasta 2.260 millones

El ebitda de la empresa se reduce un 54% en 2016

La empresa achaca esta evolución al cambio de modelo y al mal primer semestre

La evolución negativa de Mango que ya se vislumbró en el ejercicio de 2015 se repitió en 2016. La compañía cerró el pasado ejercicio con números rojos, tras registrar unas pérdidas de 61 millones de euros, frente a los 4 millones de beneficio del año pasado. Ya había reducido en 2015 más de un 90% el beneficio.

La compañía ha registrado además unas ventas de 2.260 millones de euros, lo que supone un recorte del 2,8% frente al ejercicio anterior. Además, el ebitda del grupo se ha desplomado un 54%, quedando en 77 millones de euros.

Mango ha achacado esta evolución al cambio de modelo comercial y a una primera mitad del año en las que las ventas se han quedado por debajo de las expectativas de la empresa. Además ha recibido un impacto negativo en el cambio de divisas, especialmente por la apreciación del dólar y la depreciación de la lira turca y el rublo ruso.

La empresa ha aumentado su apuesta por las flagship stores, frente a los locales pequeños. Al cierre del ejercicio, la empresa contaba con 2.217 locales, frente a las 2.700 tiendas del año anterior. La diferencia se ha producido, especialmente, por el cierre de los más de 400 locales que tenía en EE UU junto con JC Penney.

Pese a la mala evolución del ejercicio, con todas las magnitudes en caída, la empresa confía en volver al beneficio en este ejercicio, después de que el primer semestre del año haya cerrado con 45 millones más de resultado y 30 millones más de ebitda. La empresa ve en la consolidación de la apuesta por las grandes tiendas la razón para el incremento de las ventas, por encima de los objetivos marcados al arranque del año.

En el lado positivo de las cuentas de 2016 destaca la evolución del negocio online. En concreto, la empresa ha facturado 294 millones de euros por su página web, lo que supone un incremento del 25,6% respecto al año pasado. La empresa ya recibe por comercio electrónico un 13% de su cifra de negocios y tiene por objetivo alcanzar el 20% en 2020.

Normas
Entra en EL PAÍS