Operaciones

BlackRock se refuerza como primer accionista de Santander tras la ampliación

La mayor gestora del mundo controla el 6,098% valorado en unos 5.600 millones

El 57,5% de los socios del banco son institucionales, el 41,3% minoristas y el 1,2% consejeros

BlackRock se refuerza como primer accionista de Santander tras la ampliación

BlackRock, la mayor gestora de fondos de inversión del planeta, con un patrimonio de 5,7 billones de dólares (unos 4,9 billones de euros), acudió a la ampliación de capital del banco que preside Ana Botín. Ha aprovechado la operación, además, para elevar ligeramente su participación. La firma estadounidense controla un 6,098% del capital, valorado en unos 5.600 millones de euros, según declaró ayer a la CNMV; antes tenía un 6,06%. 

La supergestora subió su participación en pleno desarrollo de la ampliación en la que el banco ha captado 7.072 millones de euros, desde el 5,07% hasta situarla por encima del 6%. No compró las acciones que dieron lugar a ese porcentaje en la ampliación sino en el mercado. 

SANTANDER 4,61 1,24%

La gestora estadounidense ha modificado la estructura a través de la que participa en Santander. Ahora tiene el 5,94% en acciones y solo un 0,158% a través de otros instrumentos (contratos por diferencias o CFD y títulos prestados); antes, tenía el 4,83% al contado y el 1,23% a través de CFD y acciones prestadas. Así, BlackRock ha suscrito más acciones nuevas de las que le correspondía con su participación y las acciones prestadas han pasado a ser suyas de pleno derecho. 

Otras grandes gestoras con posiciones en Santander pero que aún no han actualizado sus posiciones son las también estadounidenses Vanguard (el 2,03% a cierre de junio, según Reuters) y Capital Group (1,74%), la francesa Amundi (1,76%), el fondo soberano de Noruega (el 1,57% a diciembre del año pasado), y la gestora con sede en San Francisco Dodge & Cox (1,01% a 31 de marzo).

Fuentes conocedoras de la operación indican que además de inversores de Reino Unido, Europa y Estados Unidos, han entrado institucionales de Asia y Oriente Medio. UBS y Citi fueron los coordinadores globales de la operación, que recabó una demandad de 58.000 millones de euros, 8,2 veces el importe finalmente colocado. 

El número de accionistas de Santander a cierre de junio, antes de la ampliación, era de 4,02 millones, frente a los 3,93 millones de finales de 2016. Por tipo de accionista, el 57,5% son institucionales (gestoras de fondos y pensiones y fondos soberanos, principalmente); el 41,3% son minoristas; y el 1,2% está en manos de los consejeros. Por regiones, el 77,3% de las acciones está en manos de europeos; el 21,98% en América; y el 0,74% en el resto del planeta. 

Los consejeros

De las 15 personas que forman el máximo órgano de administración del banco, solo Homaira Akbari no ha acudido a la operación. Y no lo ha hecho porque mantiene su participación a través de ADR (American Depositary Receipt) en la Bolsa estadounidense -Santander cotiza allí a través de esta fórmula-, y no podía por razones técnicas, según un portavoz de la entidad financiera.

Los otros 14 consejeros han suscrito la operación. Doce de ellos se han quedado exactamente con el mismo porcentaje que tenían antes. Javier Botín, fundador y presidente de JB Capital Markets, que declara a la CNMV participaciones en otras sociedades como Agropecuaria El Castaño, revela un 0,493%, frente al 0,505% anterior.

La presidenta Ana Botín controla el 0,130% frente al 0,131% previo. Ha acudido con su participación al contado de títulos de Santander; la diferencia de 0,001 puntos se debe a que los instrumentos derivados que le daban derecho a comprar el 0,005% del capital, tras el desembarco de los títulos de la ampliación, han reducido su capacidad de adquisición al 0,004%.

Normas