Xavi Pons: “Gravar al azúcar afectará a la inversión de las empresas”

El director general de Mars Iberia prevé que la empresa crezca un 6% en España este año

El grupo de dulces y de comida para animales elevará su producción en el país

Mars Iberia
Xavi Pons, director general de Mars Iberia.

Xavi Pons dirige el Grupo Mars, una de las mayores compañías del mundo tanto en dulces (M&M’s, Sugus o Orbit) como en alimentación para animales (Whiskas, Pedigree o Royal Canin) en la Península Ibérica. El directivo defiende la capacidad de crecimiento de su segmento, pero advierte de los efectos que puede tener la creciente presión sobre el azúcar.

Arrancó el año con el objetivo de crecer un 6% en España, ¿se está cumpliendo?

Sí, por el momento se están cumpliendo nuestras previsiones. Nielsen publicó los resultados del primer trimestre de las 50 mayores marcas de gran consumo y somos la quinta que más crece, con un incremento del 6%. En nuestras previsiones, el primer trimestre iba a ser más tranquilo, pero nos ha sorprendido gratamente y el segundo también estará en línea con las expectativas. Contamos con que el segundo semestre sea mejor, por lo que podemos superar las expectativas.

Ha asegurado en otras ocasiones que a partir de 2018 el crecimiento en España será todavía mayor, ¿en qué lo van a basar?

Estamos invirtiendo más en capital humano y en nuestras marcas. Vemos que la economía se va recuperando y hay categorías que han caída durante la crisis que ahora crecen, como el caso del chicle. Además, nuestras exportaciones a otros mercados del grupo están en claro avance. La mejora del consumo en España, además, hace que nuestras expectativas sean mejores. Por ello, para cumplir con las previsiones de crecimiento, vamos a invertir en nuestras marcas entre el 12% y el 15% de nuestros ingresos, algo que está muy por encima del sector. Vamos a apoyar nuestras marcas clave y a digitalizar nuestra comunicación.

La categoría del dulce ha sufrido de forma notable la crisis, ¿se han recuperado ya los niveles previos?

Estamos muy cerca de lograrlo, aunque depende de las distintas categorías. La de alimentación y cuidado para animales ha sido un negocio que ha resistido a la crisis de una manera muy buena, estamos mejor que en 2008. Por contra, en chicles todavía no hemos recuperado esos niveles. En lo que respecta al conjunto del grupo, estaremos por encima en un futuro próximo.

¿Qué posición tiene España dentro del grupo?

Es uno de los motores de crecimiento. La compañía creció durante el año pasado en torno al 3% en ingresos y nosotros al 5%. Somos una clara palanca para la empresa, pero también para el conjunto del sector. Además, hay en categorías en las que España es un país estratégico para Mars, como el caso de los chicles, ya que es uno de los mercados más grandes y mantiene el liderazgo de la categorías.

¿Cómo ve la creciente presión hacia ciertos alimentos, con impuestos sobre el azúcar y limitaciones en las máquinas de vending de algunas comunidades?

Lo vivimos con expectación, ya que consideramos que esta no es la solución. Hay países que lo hicieron hace años y finalmente se echaron para atrás. La solución a este problema debe ser mucho más holística. Este tipo de decisiones afecta al consumidor, que acaba pagando más, y a la capacidad de inversión de las compañías. Estas medidas no solucionan nada y además tienen efectos colaterales.

¿Si se suman más comunidades ve peligrar los planes de crecimiento en España?

Por el momento no nos afecta, aunque es cierto que en la medida en que se grave con impuestos algunos alimentos y afecte al precio final, esto tendrá un impacto en las inversiones de las compañías.

¿Esta presión que se ve en varios países está obligando a cambiar sus productos?

Obviamente ha supuesto reformulaciones. La sociedad ha cambiado y hay una preocupación creciente que llega por un aumento del sedentarismo. Hemos reducido un 25% el sodio, hemos rebajado las grasas saturadas, hemos eliminado las grasas trans, tenemos un portfolio en el que garantizamos que al menos un 25% sea de menos de 200 calorías. Todos estos son actos responsables para adaptarnos.

Los analistas han apuntado que Mars debería apostar más por su división de cuidado animal, por la presión sobre los dulces, ¿se está haciendo esto?

Es cierto que es donde la compañía ha invertido en los últimos dos años de forma clara pero el negocio de confitería continua teniendo el mismo peso a nivel global y todavía hay margen de crecimiento. Por ejemplo, la categoría de chocolates a nivel global esta creciendo. El futuro no pasa necesariamente por la alimentación animal, no es algo prioritario dentro del grupo.

En esta línea, Mars adquirió este año una de las mayores cadenas de clínicas veterinarias de EE UU, ¿va a entrar en este negocio en España?

Ahora mismo estamos centrados en EE UU y a corto plazo no hay previsión para entrar en ese segmento en España. Todavía tenemos un largo recorrido de crecimiento en alimentación animal en este mercado, lo que no quita que no vayamos a aprovecharnos de los conocimientos de esas clínicas en el resto de países. En España el crecimiento en este negocio va a llegar por el aumento del cuidado a los animales. Antes la higiene bucal no estaba en la mente de los consumidores, ahora mismo hay una gran concienciación en el cuidado de los perros y los gatos. Además, cada vez estamos yendo a comida más premiun, con mayor calidad. Se están viendo las mismas tendencias que con los humanos. En definitiva, estamos derivando a categorías de valor añadido. Cada vez se combina más el pienso con galletas, snacks, productos de cuidado e higiene. Todavía hay mucho crecimiento posible porque el gasto va a seguir aumentando.

¿Cómo van a ser los próximos años de Mars en España?

Veo a la compañía creciendo por encima del mercado. Ese es nuestro objetivo, seguir siendo competitivos. Además, vamos a continuar ganando peso dentro de la multinacional y a ser más importantes en España.

¿Qué efecto va a tener estos planes de crecimiento en la producción en España?

Estamos trabajando en aumentar la producción en España, ya que el 90% se destina a la exportación a otros mercados del grupo. Para ello, vamos a implementar nuevos turnos, mejorando la eficiencia, para surtir a más países, pero no hay planes de incorporar nuevas plantas

¿Con un portafolio tan amplio, planean desprenderse de alguna marca?

Todas tienen un papel dentro del grupo pero cuando tienes tantas marcas hay que tomar decisiones. Por eso, hemos elegido M&M, Orbit y Skittles como las marcas con más peso y que tendrán una mayor ivnersion. No vamos a vender el resto, pero lo que está claro es que no vamos a tratar a todas por igual.

Estamos trabajando en aumentar la producción en las fábricas que tenemos en España, incorporando nuevos turnos

Normas