56 heridos en un accidente de tren en Barcelona

Un pasajero se encuentra en estado grave por una contusión torácica

El impacto se produjo al chocar el convoy con el tope de la estación

accidente de renfe
Estadio de Francia tras el accidente

Al menos 56 personas resultaron heridas de distinta consideración en el accidente del tren de Cercanías (Rodalíes) de Renfe que se produjo en Barcelona en la Estación de Francia. El convoy completaba en la estación de Francia un trayecto que comenzó en Sant Vicenç de Calders (Tarragona), en la línea R2 Sur.

Al parecer, la máquina no pudo frenar e impactó contra un tope en el tramo final de la vía. Este choque generó un efecto acordeón que hizo descarrilar las ruedas que se encuentran entre el primer y segundo vagón.

“El tren estaba frenando, si hubiera sido entrando las consecuencias hubieran sido peores”, explicó el consejero de Territorio de la Generalitat Josep Rull. Muchas personas se encontraban de pie a la espera de que se abrieran las puertas, esta es la principal razón que explica el elevado número de heridos de poca gravedad.

En el convoy había 70 personas de las cuales 56 resultaron heridas, según datos de los servicios médicos catalanes. De este número, 53 necesitaron ser trasladados a centros hospitalarios. Una víctima fue llevada al hospital en estado grave por una contusión torácica tras un fuerte impacto en el pecho, por fortuna su vida no está en peligro. 19 personas en un estado de menor gravedad necesitaron también asistencia médica, entre ellos el maquinista del tren, “el conductor se encontraba en estado de shock” explicó Josep Rull. 33 pasajeros sufrieron heridas y lesiones, además tres pasajeros con pequeñas molestias fueron atendidos y dados de alta en la propia estación.

El tren accidentado es un Civia del año 2007, considerado de la flota más moderna de Renfe. Hasta la estación de Francia se trasladaron los responsables la Generalitat de Cataluña y el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

“El tren pasó su última revisión el 18 de julio”, explicó el ministro ante los medios. En su comparecencia, de la Serna aseguró que el maquinista de 31 años y siete de experiencia, realizó correctamente su trabajo, “la aproximación a la estación se ha hecho con la velocidad correcta”.

Seis ambulancias, nueve patrullas de los Mossos d’Esquadra y once vehículos de los bomberos se desplazaron hacia la estación, además se cortó el tráfico en un amplio radio, para facilitar la entrada y salida de los servicios de emergencias. No obstante, pese al incidente el tráfico en la estación de Francia continuó con normalidad en las 13 vías restantes.

Jornada de huelga

El accidente coincidió con el primer día de huelga convocada por los sindicatos de Renfe y Adif ante “la destrucción de empleo en el sector ferroviario”. 

El parón que afectaba a toda España en el primer día de operación salida de este verano, se mantuvo pese al accidente. Desde la CGT, la Conferencia General del Trabajo y promotores de la huelga, desvincularon absolutamente el accidente de la huelga. La inactividad convocada en protesta “por la falta de personal, el desmantelamiento del servicio público, en demanda de salidas dignas para una plantilla envejecida”, provocó que a lo largo del día, solo funcioara un servicio mínimo del 66% durante las horas punta, y e un 33% el resto de la jornada.

Inicio de la investigación

El portavoz de Renfe declaró en una entrevista en Rac1 que la compañía comenzaría una investigación “a partir del momento que todos los heridos fueran atendidos”. Por el momento desde la operaria ferroviaria no lanzan ninguna hipótesis sobre las posibles causas del siniestro. 

Por su parte, el juzgado de instrucción número 11 de Barcelona abrió una investigación para averiguar las posibles causas del accidente. Los Mossos d’Escuadra informaron de que, por primera vez, utilizarán un dron para captar las imágenes de cómo han quedado los vagones tras el impacto.

El Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, recordó que en octubre de 2016 presentó al Parlament el informe Los derechos de las personas en los servicios ferroviarios de Cataluña, que constata la “precariedad” del servicio de Rodalies y reclama mayor inversión por parte del Estado.

Miedo en directo

“Creo que Dios me dijo que no me sentara delante”. Un viajero marroquí que viajaba a Barcelona comentó a los medios que durante el trayecto sintió que el tren no frenaba bien. “Viajaba en el primer vagón y creo que Dios me dijo que no me sentara delante del todo” añadió.
“Ha sido como un terremoto”. Así narraba una de las pasajeras del tren el momento del accidente. La mujer estaba dormida y se despertó con el impacto. Tuvo que recibir puntos de sutura encima de la ceja tras un golpe en la cabeza.
Un testigo que se encontraba en la estación en el momento del accidente aseguró a los medios que en un primer momento pensó que se trataba de una bomba por el fuerte ruido provocado por el impacto.

Normas