Resultados semestrales

Abanca reconoce que ha ganado cuota con la crisis de Popular

Cierra el primer semestre con un beneficio de 229,1 millones, un 23% más

El banco está atento a posibles operaciones de fusión

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca.
Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca.

Abanca ha cerrado el primer semestre con un beneficio de 229,1 millones de euros, lo que representa un 23,1% más que en el mismo periodo de 2016, debido a los “fuertes” incrementos de los ingresos recurrentes, la entrada de nuevos clientes y la aceleración en la venta de productos de valor añadido.


Además, aumentó su cartera crediticia un 6%, reforzando su orientación a pymes y autónomos, que recibieron el 61% de la financiación concedida; captó un 6,8% de nóminas y pensiones domiciliadas más; e incrementó la nueva producción de seguros en un 21,8%.
Abanca también ha registrado en el primer semestre de este año una rentabilidad del 11,4% y mejoró el margen básico un 16,2%. Su tasa de morosidad se situó en el 5,6%, lo que le sitúa dos puntos por debajo de la media.


El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha manifestado ayer en rueda de prensa que la cuenta de resultados demuestra que este periodo ha sido “un muy buen semestre” para Abanca y se ha experimentado “una mejora significativa”. Escotet, por otra parte, calificó la absorción de Banco Popular por Banco Santander como una solución “dolorosa” pero “buena”, porque no ha tenido ningún coste para el contribuyente; e indicó que desde este proceso, Abanca ha ganado “cuota de mercado”. El número uno y dueño de Abanca ha reconocido que en la etapa final de Popular “hubo cierta inestabilidad en los depósitos de esa institución”, lo que hizo que bancos “percibidos como bancos refugio”, como Abanca, recibiesen “algunos de esos depósitos”.


Sobre si ve factible nuevas fusiones bancarias, como está pidiendo el Fondo Monetario Internacional (FMI), Escotet ha remarcado que su apuesta “sigue siendo el desarrollo del negocio orgánicamente”, aunque ha reconocido que la “holgura” que tiene Abanca, le permite “explorar todo tipo de opciones que se vayan presentando”.


La entidad prevé finalizar este año el proceso abierto por las reclamaciones de clientes con cláusulas suelo. Escotet, de hecho, ha considerado que serán “capaces de llegar a acuerdos en la mayoría de casos”.

Normas