Hipotecas
Logo de Liberbank.

Primera sentencia que obliga a devolver los gastos de tasación de una hipoteca

El fallo contra Liberbank señala, por primera vez, que la tasación es un servicio "accesorio" y que "interesa al banco"

Otras entidades ya fueron condenadas a reembolsar el impuesto de actos jurídicos documentados

Otra buena noticia para los hipotecados. Una nueva sentencia sobre los gastos de formalización de la hipoteca obliga, por primera vez, a devolver los gastos de tasación. El fallo, del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Santander, condena en esta ocasión a Liberbank a reembolsar a su cliente los gastos de gestoría, notaría y registro de la propiedad, repercutidos de forma “abusiva” al demandante. Pero, además, la entidad tendrá que reintegrar el dinero destinado a la tasación de la vivienda hipotecada. Lo novedoso del fallo, segun destaca el bufete de abogados, es que la jueza considera que que la tasación es un servicio “accesorio” y que “interesa al banco”.

Sobre los gastos del registro y notaría, la sentencia indica que en el contrato de préstamo con garantía hipotecaria se incluyen dos tipos de contratación: el del préstamo -que interesa a las dos partes- y el de garantía hipotecaria, en el que “solo está interesada la entidad bancaria”, y que “opta por imponer” por serle “más beneficiosa”.

La sentencia, fechada el pasado 14 de julio, estima parcialmente la demanda presentada en marzo de este año y declara la nulidad parcial de la cláusula de la escritura del préstamo hipotecario suscrita en marzo de 2009. La jueza considera que se produce un “claro desequilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes contractuales”, que “infringen” varios artículos de la normativa de consumidores y usuarios, así como de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación.

Así, el banco deberá devolver al cliente un total de 1.045 euros (de los 1.066 reclamados, ya que la magistrada resta 20 euros de una copia simple de los gastos de notaría) en concepto de gastos de gestoría (194,88 euros), notaría (508,75 euros), registro de la propiedad (155,20 euros) y tasación (207,19 euros). Según la sentencia, todos estos gastos fueron repercutidos indebidamente al demandante, que no solicitó la devolución del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD).

En los últimos meses ha habido varias sentencias a favor de devolver los gastos derivados de la constitución de las hipotecas. El pasado junio, BBVA fue condenado por un juzgado de Sevilla a hacerse cargo del impuesto de actos jurídicos documentados y devolver los gastos de formalización . Entre ellos, los de gestoría, registro, notaría y el impuesto de impuesto de actos jurídicos documentados. Este impuesto, que varía en función de la comunidad autónoma y del valor escriturado, supone un alto porcentaje del total de gastos de formalización, mientras la banca asegura que estos gastos son claramente imputables a quien recibe el préstamo.

Desde que el Tribunal Supremo dictaminara a finales de 2015 que es abusivo obligar al cliente a correr con toda la factura, se ha producido un aluvión de reclamaciones, alentadas también por el dictamen sobre las cláusulas suelo. A la hora de comprar una vivienda mediante la contratación de una hipoteca, la entidad exige realizar una provisión de fondos de aproximadamente entre el 10% y 15% del valor del inmueble para cubrir los gastos de compraventa y escrituras. Los tribunales han empezado a sentenciar que algunos de estos gastos no deben corresponder a los clientes.

Normas
Entra en EL PAÍS