Sanción del Ciadi

Argentina, condenada a pagar 300 millones a Marsans por Aerolíneas

La medida forma parte de un fallo del Ciadi

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, culpa a "la torpeza y arrogancia" de Kirchner

Aerolíneas Argentinas
Aviones de Aerolíneas Argentinas en el aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires.

Argentina deberá pagar al grupo español Marsans, en quiebra desde 2010, un total de 347,96 millones de dólares (300 milones de euros) por la expropiación en 2008 de las sociedades Aerolíneas Argentinas, Austral, Aerohanding, Optar y Jet Paq. La medida forma parte de un fallo del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente el Banco Mundial y con sede en Washington, informó el diario bonaerense Clarín.

De los 347,96 millones de dólares, 320,7 millones corresponden a la multa, 23,76 millones a los intereses y 3,5 millones a las costas, según el fallo del CiadiI, que acusa a la República Argentina de haber incumplido el párrafo primero del artículo IV del Tratado, al no conceder a los justiciables un trato justo y equitativo.

El fallo, que tiene fecha de 21 de julio, se refiere a "medidas injustificadas al interferir con los derechos de los demandantes respecto de sus inversiones" y acusa al Gobierno argentino de "expropiar ilegalmente las inversiones" en cuestión.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aseguró que "por la inmensa torpeza y arrogancia" que a su juicio tuvo con Aerolíneas Argentinas el Gobierno de su antecesora, Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), el país ha sido condenado. "Nos llega esta condena en el mejor momento de la historia de Aerolíneas y los vuelos comerciales, con récord total de pasajeros transportados", remarcó Macri, en la presidencia desde diciembre de 2015, en su cuenta de la red social Twitter.

La indemnización fijada por Ciadi es sensiblemente inferior a la reclamación de 1.560 millones de dólares realizado por Marsans el 16 de diciembre de 2008 a las pocas horas de que el Senado argentino sancionara la ley que declaró "sujetas a expropiación" las acciones de Aerolíneas y las otras sociedades vinculadas.

Clarín recuerda que la demanda internacional de Marsans propició en 2009 una negociación entre el grupo español y el Gobierno argentino, fruto de la cual el entonces ministro de Planificación, Julio De Vido (procesado en numerosas causas), y exsecretario de Transportes, Ricardo Jaime (preso por corrupción), se comprometieron a absorber en nombre del Estado parte de un contrato de compra de aviones Airbus que Marsans había suscrito en 2007. Jaime llegó a hablar de "entre 30 y 35 aviones" antes de irse del Gobierno, si bien con el correr de los meses la cifra bajó a 13 aeronaves.

Concurso de acreedores

La compañía Marsans cerró en 2009, quebró meses después, y aún hoy tiene abierto el concurso de acreedores; sus principales accionistas eran Gerardo Díaz Ferrán (en prisión desde hace cuatro años y siete meses) y el ya fallecido Gonzalo Pascual. Ambos fueron condenados por un juzgado de Madrid, en el año 2013, a pagar los más de 400 millones de euros de deuda que dejó el grupo turístico Marsans a sus acreedores.

Díaz Ferrán, expresidente de CEOE, se encuentra en la prisión de Soto del Real (Madrid) por delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de capitales y fraude fiscal. El pasado 4 de julio salió de prisión con un permiso de cuatro días por primera vez.

Normas