Sean Taylor: “Las Bolsas emergentes están un 25% más baratas que las desarrolladas”

El Director de Inversiones de Deutsche AM para Asia Pacífico es optimista con el devenir del consumo y del PIB en China

La subida de tipos en EEUU y los cambios políticos, las principales amenazas para estos países

Sean Taylor, director de inversiones de Deutsche AM para Asia Pacífico
Sean Taylor, director de inversiones de Deutsche AM para Asia Pacífico

Dos años hace ya del temor desatado por las dudas sobre el devenir de la economía china que puso en jaque a las Bolsas.A día de hoy el gigante asiático sigue creciendo con fuerza.Según datos el segundo trimestre,China avanzó un 6,9%.En este contexto mundial, Sean Taylor, director de Inversiones de Deutsche AM para Asia Pacífico, expone las fortalezas y debilidades de los países emergentes.

Desde agosto de 2015 los temores a una desaceleración de la economía china han sido una constante. ¿Qué previsiones de crecimiento manejan?
Para este año esperamos que China crezca un 6,5% y para el que viene un 6,3%. Pero para nosotros lo importante no es solo cuánto vaya a expandirse la economía en términos de PIB sino cómo. Nos mostramos muy positivos con el devenir del país asiático y entre los factores que más valoramos están el rápido crecimiento del consumo y de la propiedad.

Uno de los mantras más repetidos es que China está inmersa en una burbuja inmobiliaria. ¿Cómo valora el incremento de los precios en este sector?
No creo que haya una burbuja inmobiliaria. 2016 fue un ejercicio particular en el que se incrementaron los precios de los activos, especialmente en determinadas ciudades y regiones, pero en realidad no existía mucha inversión en propiedad. Este año estamos observando una mayor inversión inmobiliaria motivada por la demanda y unos precios estables. Además, el Gobierno quiere mantener el precio de la propiedad estable porque en los próximos 10 años se experimentará un éxodo rural de la población a las ciudades. El número de personas que protagonizarán estos desplazamientos podrían alcanzar los 150 millones.

¿Cuáles son los principales riesgos a los que se enfrentan los países emergentes?
Se pueden establecer diferentes tipos de riesgos dada la gran variedad de países que engloban bajo la denominación de emergentes. Pero todos tienen en común el riesgo referente a las expectativas de subida de tipos en EE UU y la consiguiente apreciación del dólar. En otros estados el componente de los cambios políticos juega un papel destacado. En Brasil, por ejemplo, están latentes ahora las acusaciones que se ciernen sobre el presidente Michel Temer, algo que podría provocar un retraso en las reformas políticas, o por ejemplo, los cambios acometidos por el primer ministro de India que a corto plazo tienen un efecto negativo.

¿Qué consecuencias tendría una subida de los tipos de interés en estos mercados?
Si los tipos en Estados Unidos suben de manera acelerada significa que la primera economía del mundo se fortalece, pero esto tiene un fuerte impacto en los mercados emergentes porque se trata de unos países muy endeudados y con elevados déficits. No obstante, algunos países se están preparando para limitar el impacto. Por ejemplo el actual Gobierno de India, y ya el anterior, efectuaron reformas para poder hacer frente a los cambios en EE UU y evitar crisis como la vivida en el mercado de divisas en 2013.

En un marco como el actual, ¿en qué activos es posible encontrar valor?
Desde Deutsche Bank AM preferimos renta variable antes que bonos. Pero dentro de estos últimos también es posible encontrar valor, especialmente en los bonos soberanos denominados en moneda nacional, pero debemos ser muy selectivos. No obstante, recomendamos diversificar la estrategia en renta fija y nos centramos en las duraciones cortas.

Dentro de la renta variables ¿Cuáles son sus preferidas?
En Bolsa nos decantamos por emergentes y mercados europeos en detrimento de la estadounidense. En el caso de Europa destacamos dos factores que apoyará su evolución. El primero de ellos es la buena marcha de la economía y la segunda, la mejora del clima político tras la victoria de Emmanuel Macron en Francia. Además, en términos de valoraciones estas Bolsas siguen estando baratas.

Y para los mercados emergentes, ¿cuáles podrían ser los catalizadores?
Existen varios. La buena marcha de la economía china y la entrada en positivo del PIB de Rusia, que el año pasado se contrajo. Los mercados emergentes están un 25% más baratos que los desarrollados y es un buen momento para tomar posiciones ante unas expectativas de ingresos muy favorables.

¿Qué previsiones de crecimiento tenéis para los mercados emergentes y a nivel mundial?
El crecimiento mundial para este año se situará el 3,5% y en el 3,7% en 2018. Es de esperar que los países emergentes lleven su PIB al 4,9% este año y al 5,1% el que viene.Por países, India crecerá un 7,2% este ejercicio mientras Brasil pasará de cerrar el año con un crecimiento del 3% a situarlo en el 1,8%.

¿A qué se debe este retroceso?
El año pasado Brasil estaba inmerso en una profunda crisis de la que se ha conseguido salir gracias a las reformas acometidas.Pero a pesar de este progreso esperamos que el avance de los cambios sufra un retraso tras el escándalo político que afecta a Michel Temer.

Normas