La “guerra civil” que hay detrás de la burbuja del Bitcoin

La “guerra civil” que hay detrás de la burbuja del Bitcoin

Programadores y mineros se enfrentan con dos modelos antagónicos

El Bitcoin se ha convertido en las últimas semanas en un valor casi más valioso que el propio oro, aumentando su cotización hasta límites insospechados antes. Pero detrás de esta burbuja en el valor del Bitcoin se esconden las restricciones y los lobbys de mineros que de alguna forma quieren mantener la exclusividad de la explotación de esta criptomoneda. De hecho detrás de la última gran subida de esta moneda, del 28% en las últimas 24 horas, se esconde una maniobra de apertura de esta moneda que ha sido evitada por los propios mineros.

Se quieren evitar cárteles o mafias que controlen los Bitcoin

Como sabéis los mineros de esta moneda cuentan con unos importantes equipos informáticos que a su vez necesitan de enormes recursos energéticos para dar con nuevas monedas de Bitcoin. Pues bien, dos corrientes de opinión completamente opuestas están detrás de la repentina subida del Bitcoin, y que se enfrentan por abrir a más transacciones la moneda. Precisamente el nuevo protocolo que una de las corrientes del entorno Bitcoin, formada principalmente por los programadores más influyentes de esta criptomoneda, defiende el denominado protocolo BIP 148, que busca aumentar el número de transacciones posibles, o lo que es lo mismo, la capacidad de procesamiento de nuevas monedas.

moneda virtual
La burbuja del Bitcoin amenaza con estallar por el tira y afloja de mineros y programadores

La otra corriente de apoya el proceso BIP 91, que es mucho menos radical a la hora de aumentar las nuevas transacciones de Bitcoin. Una propuesta, BIP 91, que es la que defienden la mayoría de los mineros, que se dedican a recolectar esta moneda con sus potentes equipos. Un total del 97% de los mineros de Bitcoin apoya esta propuesta, frente a la de BIP 148. Precisamente este masivo apoyo recibido en las últimas horas es el que ha disparado de nuevo el precio del Bitcoin. Así que por un lado tenemos a los mineros defendiendo un mercado más reducido de Bitcoin, que favorece la especulación, y a los programadores por otro lado que defienden una mayor apertura.

De hecho los programadores buscan con esta apertura evitar que el mercado de Bitcoin recaiga en cárteles o mafias que hagan de esta moneda un valor refugio y su coto cerrado. Por otro lado están las pasarelas de pago, que precisamente demandan la apertura de este mercado a más transacciones, porque de lo contrario lo más lógico es que la terminen abandonando, algo que sería el principio del fin para la moneda. Como siempre, la avaricia rompe el saco, y mientras los mineros defienden sus intereses y el valor de la moneda, a la larga podría volverse contra ellos y terminar recolectando una moneda sin valor, y todo porque no permitir que avance y se abra a más transacciones.

Normas