El despacho Vaciero espera alcanzar los ocho millones de facturación en tres años

Se abre paso entre las firmas medianas en España

Impulsará la oficina de Madrid como base para la expansión y el crecimiento

La firma asturiana Vaciero inicia un ambicioso período de expansión y crecimiento. Se ha propuesto duplicar su facturación en los próximos tres años, hasta alcanzar los 8 millones de euros. Según aseguran desde el despacho, en los dos últimos ejercicios han crecido a un ritmo de dos dígitos (un 17% anual), hasta alcanzar los 4 millones de euros, doblando así sus resultados previos. Y en esta misma senda tienen previsto seguir, según asegura su socio director para el área de abogados, Javier Goizueta.

Su factor diferencial frente a otras firmas en el mercado es que ofrece tanto asesoramiento legal como financiero, y no sólo una de las dos ramas de actividad, tal y como subraya Goizueta, que recuerda que, en la actualidad, cuentan con tres socios de cuota y "un equipo de 50 profesionales especializados entre las oficinas de Madrid y Oviedo y una experiencia de cerca de 25 años en el mercado".

Parte de la estrategia de crecimiento y expansión de la firma a nivel nacional pasa por impulsar y consolidar su actividad en Madrid. Y es que, según aseguran, en Madrid el despacho ha incrementado su base de clientes trabajando con empresas como Liberbank, Telemadrid, Gamesa o Grupo Empresarial San José.

Fichajes

Precisamente en la capital han incorporado recientemente como socio a Daniel Marchena para liderar la práctica de Derecho Procesal y Arbitraje. Además, la firma ha hecho también una fuerte apuesta por el área de Derecho Penal Económico, que incluye la práctica de compliance penal, un departamento que lidera el que fuera fiscal delegado de delitos económicos en Asturias, Íñigo Gorostiza, que se incorporó a la firma hace un año y medio.

Goizueta asegura que el despacho, que cubre todas las ramas del derecho de empresa y también la consultoría financiera, "se ha consolidado como una de las firmas de mayor crecimiento en el middle market del sector en España". Y concluye señalando que, "así como el siglo pasado fue de las grandes firmas profesionales, estamos en la era de las firmas medianas que, como Vaciero, dan un servicio de mayor calidad y de una forma más competitiva: hay un hueco enorme".

Normas