Fotograma de 'Juego de Tronos'
Fotograma de 'Juego de Tronos'

El impacto económico de Juego de Tronos... más allá de sus fans

Cada episodio de la sexta temporada costó 10 millones de dólares

La serie dispara el empleo turístico en las localidades donde rueda

El estreno de la séptima temporada de la exitosa Juego de Tronos llega a las pantallas españolas a través de Movistar + y de la plataforma de contenido a demanda HBO. La pugna que han llevado a cabo los últimos meses ambas plataformas para conseguir los derechos de emisión de la serie es un reflejo del éxito no solo entre los espectadores, que forman una sólida base de fans, sino de los beneficios económicos que reporta. Todos quieren Juego de Tronos.

Amplificando el término transmedia, la serie, una producción original de la HBO norteamericana, genera beneficios económicos en muchos más ámbitos que el meramente audiovisual.

El más llamativo es el sector turístico, que tanto en España, donde estos últimos años varias ciudades nacionales han acogido el rodaje de la serie, como en otras ciudades europeas la llegada de la serie ha supuesto un gran empujón para el turismo de la zona.

La primera ciudad española en recibir el rodaje internacional, Sevilla, desde hace dos años ha aumentado sus búsquedas en internet en un 145%, según un informe emitido por el portal de búsquedas hoteles.com. El primer año de rodaje, la ciudad andaluza recibió un 25% más de turistas, motivados por visitar las localizaciones de la serie. La ciudad de Osuna, en la que también se grabó parte de la quinta temporada de la serie, experimentó un incremento del 75% de los visitantes.

Tras el paso de la serie por Peñíscola, JP Morgan emitió un informe en el que se reflejaba que el municipio había generado un impacto en la prensa internacional valorado en 31 millones de euros y había generado un 21% más de empleo turístico.

Irlanda es uno de los países más beneficiados por el fenómeno de la serie. Según International Business Times, Northern Ireland Screen, comisión del audiovisual del país, aportó 15,3 millones de dólares a la producción de las cuatro primeras temporadas de la serie. A cambio, el impacto que ha generado la serie ha reportado un beneficio de 108 millones a la zona. Croacia recibió en 2014 45 millones de turistas internacionales motivados por la visita de estas localizaciones.

La internacionalidad de la producción de la serie se traduce en que sea una de las producciones de ficción con mayor presupuesto de la historia. Según Entertainment Weekly, cada capítulo de la sexta temporada de la serie (la última emitida) costó 10 millones de dólares. En comparación a otras series, como por ejemplo la producción de AMC Breaking Bad que tenía unos gastos de producción de 3 millones por episodio, es un presupuesto mucho mayor que el de la media. Las audiencias de la serie van proporcionalmente ligadas a su coste de producción. El capítulo de cierre de la sexta temporada, reunió, solo en EEEUU y contando las diversas plataformas de la cadena, 23,2 millones de espectadores, algo casi impensable para una cadena de pago como HBO.

Juego de Tronos arrasa en cualquier ámbito al que llega. Es serie más pirateada de la historia, hecho que Jeff Bewkes, CEO de HBO, ha descrito como un empuje para la serie “mejor que ganar un Emmy”.

La producción tiene el record de venta de DVDs de una serie, el cual batió con el lanzamiento que la cuarta temporada en este formato. En la primera semana, se vendieron 350.000 unidades de la serie tanto en DVD como el Blu-ray.

El autor de la saga “Canción de Fuego y Hielo”, en la que está basada la serie, George R.R. Martin, en el año de estreno de la serie, 2011, vendió más de 8 millones de copias del primer tomo de la saga, originalmente publicado en 1996, y generó un beneficio personal de 15 millones de dólares según Forbes.

El merchandising de la serie es un universo en sí mismo. Ropa, juguetes, figuras de acción, posters… los artículos son interminables. Apuntando a los productos oficiales de la serie, en la página web de la tienda Fnac una taza de la serie cuesta 15 euros. El disco de la banda sonora de una de las temporadas, 16 euros. El de una figura de acción de uno de los personajes de la serie, puede llegar a ascender hasta a los 56 euros.

Juego de Tronos también se ha aliado con la marca juguetera Hasbro para poner a la venta juegos de mesa como Monopoly, Cluedo o Risk con la temática de la serie. Los fans pueden comprar el juego de ordenador basado en la ficción así como bajarse en su móvil la app oficial de la serie.

Actualmente Juego de Tronos es la mina de oro de HBO, pero según se ha anunciado la cadena, esta llegará a su fin en su octava temporada. Westworld es la última producción de la cadena privada que intenta emular los pasos de la serie medieval a nivel de producción y creación de una sólida base de fans, que vuelva a generar el fenómeno del que lleva nutriéndose HBO durante los últimos siete años. Sus datos de audiencia prevén un desarrollo igual de favorable, pero por ahora, es difícil imaginar un éxito parecido al de Juego de Tronos.

Normas
Entra en EL PAÍS