Tuc Tuc
Los niños visten la colección primavera-verano 2017 de Tuc Tuc.

Tuc Tuc, diseño y diversión para niños y adolescentes aventureros

La empresa riojana, fundada en 1994, opera en más de 45 países de los cinco continentes, con una facturación que asciende a los 40 millones de euros

Cuando los negocios no salían de incubadoras ni tenían un elaborado plan de estrategia nació en Lardero la firma riojana Tuc Tuc. En 1995, las pequeñas ideas iban tomando cuerpo a lo largo del tiempo hasta convertirse en un éxito. La prueba y error eran una constante en este camino, se aprendía de los fallos que, poco a poco, iban convirtiéndose en aciertos.

Marisa Sotés, arquitecta de interiores de profesión, se encontró con un panorama muy similar al que podemos encontrarnos hoy al terminar la universidad: no había trabajo. Por ello, decidió abrir una pequeña tienda de decoración y reformas. Sus primeros pasos dentro del mundo infantil surgieron hace más de 25 años decorando habitaciones de bebés.

Su siguiente paso vino con la temporada navideña: los juguetes de madera y peluches se adueñaron de su pequeña tienda, y pronto comenzó a personalizar sus propios productos. A los percheros, perchas y marcos de fotos les colocaba unos simpáticos ositos que volvían loco a todo aquel que pasaba por su tienda.

Tal fue el éxito de esta acción que pronto empezó a diseñar una colección que comenzó a vender también en tiendas de San Sebastián y Bilbao, y más tarde de Madrid. “Las tiendas de la capital, aunque desconocían lo que hacía, me recibieron muy bien y mi colección tomó forma”, recuerda Sotés.

Otro hito de sus inicios fue su presencia en la FIMI de Valencia (Feria Internacional de Moda Infantil). “Al no tener agentes comerciales, la gente nos percibía como algo muy nuevo y tuvimos unas ventas increíbles”, rememora Sotés.

Nace la marca

Marisa Sotés
Marisa Sotés, cofundadora de Tuc Tuc.

Tras Valencia, la explosión de su idea creció y su marido Miguel Cadarso, que regentaba una distribuidora de iluminación, cerró su negocio para darle al proyecto el impulso que pedía. Juntos viajaron a Bangkok en busca de proveedores, una tarea fallida ya que no lograron grandes contactos, pero lo que sí trajeron en su maleta fue el nombre de la marca con la que los consumidores conocen desde 1994 sus diseños: Tuc Tuc.

“En nuestro viaje me volví loca con este medio de transporte: eran rápidos, bonitos, divertidos… Me encantaban sus diferentes diseños. Luego, el tiempo nos ha demostrado que fue una buena idea, ya que es un nombre que se pronuncia y recuerda muy bien en otros países y no limita ninguna de nuestras creaciones”, afirma.

Presente y futuro

Del producto de Tuc Tuc, tanto en moda como en puericultura, han desaparecido los ositos. Ahora se caracteriza por un fuerte diseño, fácil de reconocer. “Contamos con 20 empleados dedicados a la creatividad. Es una parte muy importante dentro de nuestro concepto: cuidamos los estampados al detalle, incluso, en ocasiones, también diseñamos hasta los botones. Pero también prestamos una exhaustiva atención a la calidad.

Todas nuestras prendas son 100% algodón, buscamos siempre que sean suaves, que los niños sientan comodidad al vestirlas”, explica Sotés. En cuanto a la fabricación, China e India se reparten al 50% la confección.

Los productos de puericultura y moda son diseñados al detalle por 20 personas bajo la batuta de Marisa Sotés

Su concepto de moda divertida y alegre, pensada para la vida proactiva, no solo triunfa en el mercado español. Actualmente están presentes en los cinco continentes. Fuera del territorio europeo y español, entre sus mercados destacan México –con una delegación, seis personas en plantilla y donde prevén abrir una tienda monomarca el próximo año–, Canadá y Oriente Medio.

Tuc Tuc cerró el ejercicio 2016 con una facturación de más de 40 millones de euros y una plantilla de 300 trabajadores. Está presente en más de 4.000 establecimientos multimarca repartidos en más de 45 países, entre los que destacan Italia, Dubái y Canadá. Además, cuenta con 50 tiendas monomarca en el territorio nacional, Portugal y Francia; y webs de e-commerce en España, Portugal, Francia, Italia y Reino Unido.

Sus fábricas cumplen con los estándares normativos más exigentes en sostenibilidad. Cuenta también con programas de conciliación empresarial y ofrecen un descuento del 15% a sus clientes con familias numerosas.

Datos técnicos de interés

Tuc Tuc
Sede de Tuc Tuc en Lardero.

Facturación. En los últimos cuatro años, la empresa ha tenido un crecimiento de doble dígito. En 2016 facturaron 40 millones de euros, dos millones y medio más que en 2015. Su negocio internacional supone el 50%.

Empleados. Hoy tienen en plantilla a 300 personas en la parte de gestión, ya que subcontratan la fabricación a manufacturas de China e India.

Tiendas. Cuentan con 50 establecimientos monomarca. Planean abrir una en México el próximo año. Además, tiene cinco franquicias.

Expansión. Su obsesión es la internacionalización. Este ha sido uno de los motivos por los que sus fundadores han dejado de tener la mayoría de la empresa. Después de España y Europa destaca su presencia en Canadá, Dubái y México.

Desde 2008 colaboran con la iniciativa Multiplica por la infancia de Unicef, mediante un acuerdo de participación con el Organismo de las Naciones Unidas en iniciativas de sensibilización para el desarrollo de acciones de ámbito local.

Este proyecto ha conseguido brindar educación a millones de niños y niñas de 13 países de África. Además, colabora continuamente en acciones de donación de productos para los más desfavorecidos. Ejemplo de ello fue su iniciativa de la mano de la Federación de Niños del Mundo de reparto de ropa, juguetes y complementos de bebé en Gambia y Perú, o sus diversas campañas de la mano de Cruz Roja con niños en riesgo de exclusión social.

En marzo pasado, Tuc Tuc fue adquirida por el fondo de capital riesgo Endurance Partners, propietario también de la empresa barcelonesa Canada House, marca especializada en el sector de la moda infantil y juvenil para niños de 0 a 16 años.

La empresa dispone de una amplia red de tiendas propias y franquicias que suman más de 70 establecimientos en todo el territorio nacional y Andorra. Este año han abierto dos en Cataluña (en Barcelona y en San Cugat del Vallés) y una en Galicia (A Coruña).

Endurance Partners aportará a la compañía “experiencia operativa, agilidad en la ejecución y profesionales cualificados”. “Contaremos con más tejido empresarial que nos permitirá aumentar las ventas en el exterior y a través de internet”, avanza ilusionado Miguel Cadarso.

Socios de Canada House con Endurance Partners

Tuc Tuc
Tienda monomarca en el interior de un centro comercial.

Desde 1994, Marisa Sotés y Miguel Cadarso apostaron por la autofinanciación. “Al principio emprendimos con nuestros ahorros y luego con el apoyo de los bancos. Cuando empezamos, todo el dinero que entraba lo reinvertíamos, era la única manera de crecer”, afirma Cadarso.

La autofinanciación ha sido la sintonía de Tuc Tuc hasta que en marzo de este año llegó a un acuerdo con el fondo de capital privado Endurance Partners. “No podíamos continuar dependiendo solo de nuestra facturación para crecer, necesitábamos un empuje y la opción de Endurance Partners nos pareció la mejor. Es cierto que nos hemos convertido en socios minoritarios, pero, a cambio, hemos tomado participación en Canada House y, por supuesto, seguimos al pie del cañón de lo que para nosotros no es una empresa sino nuestro niño”, manifiesta.

Canada House, fundada en 1953 y con sede en Barcelona, también está especializada en el sector de la moda infantil y juvenil. Endurance Partners adquirió el 100% de su capital en 2013, cuando el fondo rescató a la firma, en concurso de acreedores desde 2012. También es accionista mayoritario de la joyería Oro Vivo y TCN.

Mediante esta unión, las marcas de moda infantil alcanzan una facturación conjunta de 50 millones de euros anuales y superan los 120 establecimientos en España, Andorra, Portugal y Francia. “Con esta operación hemos buscado fuerza para expandir nuestra presencia internacional. Nuestra labor en Canada House será transmitir el conocimiento que hemos desarrollado en Tuc Tuc”, explica Cadarso.

Lo que prevén para el futuro próximo es que muchos de los recursos se destinarán a la internacionalización y a la venta online, donde pretenden crecer hasta alcanzar el 10% de los ingresos en cuatro años.

Normas
Entra en EL PAÍS