Cómo afecta a los cruceros y rutas comerciales el iceberg de la Antártida

Los expertos estiman que los barcos comerciales no pasan por la zona

Se espera la segmentación del iceberg

El desprendimiento de uno de los icebergs con mayor tamaño del mundo del segmento Larsen C de la Antártida, puede suponer, según los expertos de la Universidad de Swansea (Reino Unido), ciertas dificultades para las rutas turísticas realizadas por la mayoría de cruceros con destinos latinoamericanos.  El iceberg tiene un peso de un billón de toneladas y una superficie de 5.800 kilómetros cuadrados, similar comunidad autónoma de la Rioja,. Los expertos calculan que se desprendió del segmento Larsen C en algún momento entre el 10 y el 12 de julio, según los científicos de la Universidad de Swansea y la British Antarctic Survey.

El iceberg supondrá más riesgo para los barcos. Según Reuters, la península está fuera de importantes rutas comerciales pero es de los principales destinos para los cruceros que visitan Sudamérica. En 2009, más de 150 pasajeros y tripulantes fueron evacuados del MTV Explorer, que se hundió tras chocar con un iceberg en la península antártica.

En esta línea, el investigador científico del Instituto de Ciencias Marinas Emilio García ha declarado a EUropa Press que el desprendimiento "puede tener un impacto en el transporte" de la zona, como los cruceros, ya que el iceberg desprendido "podría fracturarse" provocando la "dificultad" en la navegación. Este experto señala no obstante que "hay que ir con cuidado" porque "a veces se genera un excesivo alarmismo" ante estos "procesos naturales".

Una de las rutas más populares de los cruceros visita la Antártida, desde Chile o desde Argentina. En estos cruceros, por ejemplo, se visita Tierra de Fuego en Argentina, se atraviesa el Paso de Drake y llegan a Isla Decepción y las islas Shetland de Sur.  Los cruceros cuentan con radares que advierten de la presencia de icebergs para seguridad. 


El desprendimiento, que desde el año 2014 los científicos clasificaban como inminente y que llevaba bajo el punto de mira de estos desde hace una década, supone que el bloque de hielo quede a la deriva.

Todavía es difícil estimar la evolución que tendrá el bloque desprendido, ya denominado A68. Aunque se espera que el iceberg se mantenga en la misma zona durante las próximas décadas, es posible que este se segmente, suponiendo así que ciertas partes se desplacen hacia aguas más cálidas.

Ninguna ruta comercial se encuentra dentro del ratio previsto para el desplazamiento de estos fragmentos, pero sí se prevé que este pueda afectar a la ruta seguida por algunos cruceros de vacaciones que operan en la costa sudamericana.

Adrian Luckman, profesor de la Universidad de Swansea, ha explicado que sus previsiones, el iceberg “que se mantendrá más o menos estable. Cualquier colapso futuro ocurriría dentro de varios años o décadas".

Normas