Distribución

Los comerciantes afrontan divididos unas rebajas al alza

La CEC y Acotex plantean dudas sobre su liberalización

El Corte Inglés e Inditex dan hoy el pistoletazo de salida a la campaña

Carteles de descuento en un escaparate.
Carteles de descuento en un escaparate. EFE

Este viernes arranca el periodo veraniego de rebajas. Lo hace un día antes de lo tradicional, debido a la coincidencia del día 1 de julio con fin de semana. Los comerciantes afrontan el periodo divididos, entre defensores y detractores de la liberalización de estas campañas promocionales.

En lo que sí coincide el sector es en las previsiones de crecimiento. La proyección de un nuevo record en la llegada de turistas a España hace a los comerciantes ser optimistas con un aumento de las ventas. La única que ha cifrado el posible incremento ha sido la Confederación Española de Comercio (CEC), quien esta semana planteaba una mejora del 2% general y de hasta el 5% en las zonas con más afluencia de turistas.

El Corte Inglés y el grupo Inditex arrancaron anoche en sus respectivas páginas web las rebajas de este curso. Sendas compañías lo hacen con anuncios de descuentos de hasta el 50% en su surtigo.

Al estar desde 2012 liberalizado el periodo de rebajas y las campañas de descuento, algunos de los grandes grupos de distribución textil, como Mango, Cortefiel o H&M ya habían iniciado hace unos días los descuentos, de hasta el 60%, como en el caso del grupo sueco.

El optimismo respecto a la campaña estival de rebajas se ha traducido también en unas previsiones de empleo al alza. En concreto, se estima la creación de 155.500 empleos, lo que supone un 7% más que en 2016, según Adecco. Según dicha fuente, en el comercio se reforzará la plantilla hasta en un 30% con respecto a otros meses del año.

Un debate en el sector

Pero hasta aquí el consenso en el sector. Pese a que las rebajas ya no están reguladas en el calendario desde el año 2012, ha sido en este ejercicio en el que se ha abierto el debate respecto a la defensa o rechazo a esa medida.

Por un lado, los pequeños comerciantes han defendido en las últimas semanas la vuelta a acotar el periodo de rebajas. La CEC aseguró que la liberalización ha supuesto una “desnaturalización” de estas campañas. En concreto, defendió que el adelanto de las rebajas, así como las distintas camapañas promocionales que hay a lo largo del año han hecho que desarezca el motivo inicial, que era dar salida a los stocks y por eso, auguraron que puede ser el final de las rebajas, ya en 2018.

En el lado opuesto se sitúa Anged, la patronal de la gran distribución que engloba a cadenas como El Corte Inglés, Ikea o Fnac. Fuentes de la organización señalaron que este debate no tiene sentido en un contexto en el cual el comercio electrónico tiene cada vez más presencia. La asociación empresarial entiende que imponer al comercio físico una acotación en las rebajas va en su contra, puesto que le supone una desventaja competitiva frente a los operadores digitales a los que no se les impone. En Anged se aboga por un marco regulatorio moderno que sea igual para todas las empresas.

A medio camino entre ambas posturas se encuentra el comercio textil, englobado en Acotex. Su presidente, Eduardo Zamácola, aseguró hace unas semanas, en la presentación del balance anual de 2016, que los periodos de rebajas liberalizados han diluido el interés sobre estas campañas y aseguró que se estaba produciendo una guerra de precios en el sector que va a ser “insostenible”.

Respecto a la actual campaña, Zamácola aseguró ayer que la temporada “está costando muchísico” ya que ha habido promociones muy agresivas desde elprincipio, lo que hace que los ingresos no sean “espectaculares” y que el margen se vea reducido”. A ello se ha unido el efecto ola de calor de los últimos días, que ha provocado una caída de afluencia por parte de los consumidores.

Normas