El valor del sector de la ciberseguridad será de 2,5 billones de euros en 2020

La abogacía tiene que nutrirse con profesionales muy distintos, desde programadores hasta ingenieros

Detaca el papel que tendrá la formación en programación de los abogados

Alejandro Sánchez del Campo durante su presentación.
Alejandro Sánchez del Campo durante su presentación.

“La transformación digital debe empezar por uno mismo” ha destacado el abogado especializado en nuevas tecnologías e innovación Alejandro Sánchez del Campo. “No hay que esperar a que otro innove; en nuestro sector es bueno mantener una actitud hacker, que rompa con lo convencional, y dejar de hacer cosas que no aporten valor”. En este sentido, Sánchez del Campo, que copreside la sección de Gestión de Despachos e Innovación del Colegio de Abogados de Madrid, ha advertido del crecimiento exponencial de la digitalización y el riesgo real de desintermediación que surge a corto plazo para los abogados. Para afrontar ese riesgo “recomiendo a los profesionales del Derecho que adquieran conocimientos básicos en programación”, ha dicho.

Microsoft España y la división Legal & Regulatory de Wolters Kluwer España celebraron en Madrid un encuentro con abogados para analizar las claves para afrontar la transformación digital en las firmas legales, conducido por Rosalina Díaz Valcárcel, presidenta de Wolters Kluwer España.

La Abogacía se digitaliza

La vicesecretaria Medios Materiales y Tecnológicos del Consejo General de la Abogacía Española y diputada del Colegio de Abogados de Madrid Carmen Pérez Andújar ha presentado el Plan Estratégico de la Abogacía, basado en la escucha al usuario, que “tiene como objetivo lograr un cuerpo profesional abierto al cambio”, y ha repasado las múltiples soluciones tecnológicas que han desarrollado en los últimos años mencionando, entre otros, el servicio de certificación ACA, el sistema de gestión SIGA, el servicio de registro REGTEL, y el nuevo correo electrónico de la Abogacía, que “ha supuesto la migración de 55.000 cuentas de usuario para permitir a nuestros colegiados tener el despacho en la nube”.

Ciberdelincuencia y seis preguntas clave que hacer a un proveedor de software en la nube

Por parte de Microsoft ha intervenido Helena Pons-Charlet, responsable de la Unidad de Delitos Digitales (DCU) de Microsoft EMEA, quien ha comenzado reconociendo que “la ciberseguridad es un problema al más alto nivel empresarial” y ha desvelado que su compañía trabaja con los servicios de inteligencia y policiales de todo el mundo para luchar contra la ciberdelincuencia, para lo que cuentan con perfiles profesionales muy distintos. “En mi unidad trabajan tecnólogos, abogados e investigadores”, ha declarado. Según las previsiones de un Informe McKinsey , "la ciberseguridad tendrá un valor de más de tres trillones de dólares (2.500 millones de euros) en 2020".

La estrategia de seguridad de Microsoft está basada en tres pilares: proteger, detectar y responder, cerrando la brecha entre la detección y la acción. “Hay que contar con que los ataques se van a producir; nuestro papel es esencial a la hora de desmantelar redes criminales”, ha señalado Pons-Charlet. “Desde el punto de vista jurídico, que es el que determina nuestra actuación, nuestra aproximación al problema es completamente civilista. Recurrimos a figuras jurídicas como el derecho a la propiedad privada, la protección de datos personales, o el enriquecimiento injusto, como armas legales contra el delito en la red”.

Para terminar, la responsable de la DCU de Microsoft EMEA ha enumerado las seis preguntas clave que un abogado debe hacer a su proveedor de software en la nube para garantizar la seguridad del servicio, que hacen referencia a: su compromiso con el Reglamento Europeo de Protección de Datos, el cumplimiento de los estándares ISO de seguridad en la nube 28000/28017, la localización de sus centros de datos, las personas con acceso a los datos, el procedimiento si un juez desde otro país o un tercero le pide los datos del cliente, la portabilidad de los datos, los acuerdos de nivel de servicio (SLAs), la responsabilidad del proveedor en caso de incumplimiento, y las garantías de uso pacífico, sin litigios en materia de patentes, de la tecnología.

Mejores prácticas de digitalización en los despachos

El turno de los despachos ha corrido a cargo de Francesc Muñoz Molina, ingeniero de telecomunicaciones y responsable de tecnología (CIO) de Cuatrecasas. Entrevistado por Gabriel López, director de Asuntos Públicos de Microsoft Ibérica, Muñoz Molina ha presentado los vectores que guían la estrategia de transformación digital de su despacho: talento y cultura digital, espacios físicos, procesos y agilidad, innovación abierta, y aplicaciones y sistemas.

“Para aplicar el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos hemos realizado una auditoría interna intensísima”, ha declarado el CIO de Cuatrecasas. Muñoz ha mencionado algunos proyectos relacionados con la transformación digital, como el Genius Bar, un punto informal de consultas sobre temas TIC, las redes sociales corporativas (Yammer) que les permite detectar talento emergente, o el programa de aceleración de startups legaltech Cuatrecasas Acelera. “El despacho utiliza la nube como palanca de innovación”, ha concluido.

Normas