Golpe de mano en Amper: cambia por sorpresa el 60% de su consejo

La empresa vive una agitada junta de accionistas

Nuevos inversores toman el control de la compañía

Edificio de Amper
Edificio de Amper

Amper ha vivido una agitada mañana, con un cambio decisivo en la composición de su consejo de administración y, por lo tanto, en el control del propio grupo.

 

Así, la compañía ha acordado un drástico cambio en su consejo de administración en una reunión previa a la junta de accionistas de hoy, que finalmente se ha celebrado con más de una hora de retraso.

De esta forma, han presentado la dimisión tres de los cinco consejeros: Antonio Arenas, Juan Ceña y Socorro Fernández Larrea. En su sustitución, Amper ha nombrado como nuevos consejeros a Pedro Andrés Casado, como independiente; César Revenga, como externo, y Clemente Fernández, como consejero dominical.

El citado Clemente Fernández ha representado en la junta a un conjunto de inversores, entre los que figuran grupos de inversión e inversores minoritarios, que sumaban más de 151 millones de acciones, cerca del 18% del capital. En la junta estaba presente o representado algo más del 26% del capital de la empresa.

El presidente, Jaime Espinosa de los Monteros, se mantiene en el cargo por ahora, y el consejo seguirá con cinco integrantes (cifra mínima, según los estatutos), con lo que los nuevos inversores pasan a ser mayoría.

En cualquier caso, este grupo de inversores respalda las líneas estratégicas en marcha que pasan por el cierre de la venta de los negocios en el Pacífico Sur y la consolidación de la compra de Nervión, para crecer en los servicios industriales.

En su comparecencia ante la junta de accionistas, Espinosa de los Monteros, que cuenta con un 2,34% del capital de Amper, ha explicado que se ha presentado un grupo de accionistas, que tenía la mayoría de los votos y querían entrar en el consejo de administración. "Somos unos mandados, estamos aquí por lo que digan ustedes", indicó el directivo, quien destacó que estos nuevos inversores ya han hecho algunos trabajos con la empresa en el pasado y aprueban mantener con la actual estrategia de crecimiento.

Las acciones de Amper, que antes de la celebración de la junta de accionistas caían cerca de un 3%, han rebotado con posterioridad y suben más de un 4,5% (han llegado a subir más de un 6%). 

Normas