aire acondicionado
Una mujer se coloca ante un ventilador para refrescarse. EFE

Claves para usar bien el aire acondicionado (y ahorrar) en una ola de calor

Cada grado menos de temperatura, aumenta el consumo en la factura un 8%

El modo Eco permite ahorrar hasta un 30% en el consumo

Estos días de insoportable calor en España se han disparado las ventas de ventiladores y aires acondicionados. Su uso incrementa irremediablemente la factura energética de los hogares, pero un buen uso responsable y eficiente puede suponer no solo un ahorro de energía sino también de dinero.

La comercializadora energética Aldro Energía alerta que menos del 10% de los hogares mantienen sus equipos de refrigeración a una temperatura adecuada durante los meses de verano. De hecho, más de las mitad de los usuarios mantienen el aire acondicionado en temperaturas más bajas o extremadamente más bajas de lo necesario.

A este uso inadecuado de los equipos de refrigeración, que incluso puede afectar a la salud, se suma el hecho de que "precisamente las horas de mayor demanda de energía, afirma coincidan con el mayor precio por consumo de electricidad”, asegura José Gonzalez-Payno, director general de Aldro Energía.

Así, existen varias claves para hacer un mejor uso del aire acondicionado y ahorrar:

1.  Aprovechar las horas más frescas del día para bajar la temperatura de la vivienda, ventilando la casa por la noche y primeras horas del día.

2. Siempre que sea posible utilizar ventiladores, que refrescarán el ambiente consumiendo menos energía. También es muy útil mantener la casa protegida de los rayos del sol, bajando toldos y persianas.

3. Utilizar electrodomésticos energéticamente eficientes. A la larga, es más rentable adquirir un aparato calificado como A+++, con el que podemos llegar a ahorrar hasta un 60% de energía.

4. Revisar la potencia que tiene contratada. Apróximadamente un 60% de los hogares tienen contratada una potencia por encima de la necesaria lo que incide directamente en el gasto en la factura.

5. Adaptarse a la temperatura veraniega. Lo ideal es poner el aire acondicionado a 26ºC y estar en casa con ropa fresca. Cada grado menos de temperatura, aumenta el consumo un 8% en la factura.

6. Alejar el aire acondicionado de las zonas donde más incide el sol. El calor perjudicará su funcionamiento, haciendo que trabaje más y que, en consecuencia, aumente su consumo

7. Antes de la llegada del calor, realizar un mantenimiento de su equipo de aire acondicionado y renueve los filtros. Así, su aparato consumirá menos y tendrá más tiempo de vida útil. Por otro lado, si su aparato tiene la posibilidad de instalar el modo Eco, esto ayudará que ahorre hasta un 30% en el consumo.

8. Por último, evitar poner el aire acondicionado por las noches, ya que no es aconsejable para la salud ni para nuestros bolsillos. Ventile en su lugar la habituación aprovechando el fresco de la noche y abra las ventanas para provocar corriente.

Normas
Entra en EL PAÍS