El consejero delegado de ING, César Gónzalez-Bueno.
El consejero delegado de ING, César Gónzalez-Bueno. EFE

ING asegura que el acuerdo con Popular por los cajeros no corre peligro

"Al Popular le van a seguir interesando estos ingresos", dice González-Bueno

Los clientes de ING podrán sacar dinero en Popular sin coste alguno

La operación de integración de Popular y Santander también centró la intervención del consejero delegado de ING España y Portugal, César González- Bueno. Desde que el pasado 7 de junio se pusiera fin a la crisis de la entidad una de las ideas más extendidas ha sido la ruptura del acuerdo existente entre Popular e ING según el cual los clientes de esta última entidad podían sacar dinero en los terminales de la entidad intervenida sin coste alguno ni importe mínimo.

González-Bueno declaró en su intervención en los cursos de la APIE que el acuerdo sigue vigente. Es decir, que los clientes del banco naranja que hagan usos de la red de cajeros de Popular "no tiene por qué estar en peligro" tras la compra de Santander.

"En la actualidad no hay cambio y en caso de que lo haya en un futuro este tardará en producirse", subrayó. El consejero delegado de ING dejó la puerta abierta a adoptar nuevas decisiones si la colaboración se interrumpe, aunque indicó que en la actualidad no percibe "riegos".

El ejecutivo de la entidad explicó en el marco del seminario 'La cuarta revolución ¿Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria?' que ING ha logrado "canalizar a sus clientes a los cajeros que sean más convenientes para la entidad y el individuo". Fruto de este proceso Popular "logró unod ingresos muy importantes en los últimos meses", apostilló.

González-Bueno no dudó en afirma que "al Popular le van a seguir interesando esos ingresos. Si no le interesan, ya le interesarán a otros" y en caso de no ser así el número dos de la entidad se estaría ante "prácticas restrictivas de la competencia".

Pero su intervención no quedó ahí. El directivo aseguró que el acuerdo por los cajeros de Popular no se limitan a esta entidad, pues el 50% pertenece a Crédit Mutuel. "Es un contrato muy beneficioso para la otra parte y no tiene por qué estar en peligro por un cambio del 50% de la sociedad", remarcó. Credit Mutuel rompió su vinculación con Popular un día antes del desenlace con la salida del consejo de administración del banco.

El próximo reto para la entidad naranja será el de "acompñar de la mano a sus clientes a la hora de invertir" con el objetivo de reducir los riesgo y fomentar la invesión estable.

Normas
Entra en EL PAÍS