Comercio internacional

Perú busca capital español para seguir creciendo

Ofrece las concesiones que va sacar a las constructoras españolas

Guindos augura que la inversión se puede “duplicar o triplicar” en diez años

Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú, y Juan Luis Cebrían, presidente de PRISA, durante el encuentro El Perú del Futuro, organizado por El País.
Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú, y Juan Luis Cebrían, presidente de PRISA, durante el encuentro El Perú del Futuro, organizado por El País.

Perú es la economía latinoamericana que más está creciendo en los últimos ejercicios, lo que, sin embargo, no le ha servido para cerrar la brecha de la desigualdad y la pobreza. Los ingresos per capita se sitúan en 10.000 dólares, cinco veces menos que la media de la UE, tal y como ha confesado el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczinski, durante su intervención en el foro El Perú del Futuro, organizado por El País. El plan que maneja el Ejecutivo peruano es mantener el crecimiento económico superior al 3% y para ello considera que es prioritario la atracción de inversión extranjera. “Lo necesitamos para tener crecimiento. Si no hay un cambio social, cuando la población envejezca en 25 años, nos habremos hecho viejos sin haber crecido”, ha apuntado en conversación con el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián.

En esa estrategia, España puede jugar un papel fundamental, tal y como ha revelado el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. “Las cifras de nuestras relaciones son muy importantes, el stock de inversión está en 5.000 millones de dólares y la reinversión de beneficios lo lleva a 9.000 millones, se puede duplicar o triplicar en los próximos años. Las empresas han hecho una apuesta muy importante por Perú. Pueden y deben ir a Perú, ya que aplica la política económica correcta y cuenta con unos fundamentos correctos”.

Acto seguido, Alfredo Thorne, ministro de Finanzas de Perú, reveló que se ha rehecho la regulación de la obra pública en Perú para dar entrada al capital extranjero. “Lo más importante es buscar nuevas fuentes de crecimiento. Hemos tenido un sector minero muy dinámico, que aporta la mitad del crecimiento, pero esto no va a ser permanente. La primera es la infraestructura porque es la mejor forma de unir al país y de conectarlo con el mundo a través de puertos, aeropuertos y carreteras. Las infraestructuras nos darán un punto de crecimiento del PIB anual en el largo plazo”, ha señalado. Torme avanzó que en los próximos meses se licitaran obras en carreteras o aeropuertos, en los que las empresas españolas, en especial las constructoras, pueden jugar un papel fundamental.

Normas