II Barómetro del Middle Market de EY

El 73% de las firmas medianas en España prevé vender más este año

Creen que el principal reto es garantizar el crecimiento

La secesión preocupa al 65% de los empresarios catalanes

El 73% de las firmas medianas en España prevé vender más este año Ampliar foto

Las empresas medianas, aquellas cuya facturación oscila entre 40 y 500 millones de euros, rebosan optimismo respecto a cómo les irán las cuentas de resultados en 2017. Esa es la principal conclusión que se extrae del II Termometro del middle market en España, elaborado por EY tras encuestar en abril a 120 compañías de este tamaño que fueron galardonas con el premio Emprendedor del Año que otorga anualmente esta firma

El 73% de las compañías prevé que su facturación aumentará este ejercicio con respecto al anterior y el restante 27% considera que se mantendrá estable. Ninguna de las encuestadas cree que venderá menos que en 2016. Unas perspectivas optimistas que se traducen en más puestos de trabajo. Las previsiones que manejan los empresarios apuntan a que el 78% creará puestos de trabajo este año (siete puntos más que en el anterior estudio de 2016), mientras que el 22% no aumentará plantilla (siete puntos menos que en 2016).

Jose Luis Ruiz Expósito, socio del sector de bienes de consumo y distribucion de España de EY en España, Italia y Portugal, resaltó durante la presentación que el principal cambio que se ha operado entre las empresas españolas de este tamaño es la mejora de su posición financiera, lo que les ha abierto el apetito para crecer en otros mercados. “La mitad de las encuestadas está pensando en crecer de forma inorgánica a través de fusiones y adquisiciones. Eso quiere decir que están muy confiados respecto a su posición financiera”, resaltó. Un crecimiento que también podría llegar mediante la unión temporal de empresas, valorada por el 63% de los encuestados, y la compra de start ups, expuesto por un 45% de las firmas.

El informe también recoge las prioridades que, según estas firmas, debería abordar el Ejecutivo durante este ejercicio. Y la principal novedad es que la desconexión de Cataluña escala entre las preocupaciones de los empresarios. El año pasado representaba el tercer problema, con un 27,1% de las respuestas, y este año supera al empleo y se coloca en segunda posición, con un 30%. Un porcentaje aún mayor si las respuestas se circunscriben a las empresas catalanas, donde la incertidumbre llega al 65% de los encuestados. 

El primer factor de preocupación se refiere al crecimiento económico, con un 34% de las respuestas, seguido por las relaciones territoriales (esencialmente el conflicto entre el Estado y Cataluña, con un 30%), y la creación de empleo, con un 20%.

Normas