Eurona crea una nueva unidad de negocio para captar al turista de larga duración

La operadora ataca nuevos negocios con la ampliación de capital en marcha

Prevé alcanzar unos ingresos de 25 millones y captar 50.000 clientes en 2018

Jaume Sanpera, presidente de Eurona.
Jaume Sanpera, presidente de Eurona.

Eurona ataca nuevos negocios dentro de su estrategia de expansión. La operadora española que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) va a centrar sus esfuerzos en captar nuevos clientes entre los turistas extranjeros de larga duración, la mayoría jubilados de países del norte y el centro de Europa, que pasan entre cinco y seis meses al año en España y tienen un poder adquisitivo medio-alto.

Con ese objetivo, la compañía ha desplegado una nueva línea de negocio para el área residencial con el objetivo de ofrecer servicios de telecomunicaciones a estos turistas extranjeros de larga duración. Estos clientes quieren estar conectados con sus países de origen y contratan servicios como la televisión de pago con sus canales naciones, banda ancha para acceder a redes sociales o telefonía móvil.

Eurona ya ofrece este tipo de servicios a cerca de 6.000 hogares, si bien su objetivo es alcanzar los 50.000 clientes en 2018, con una tarifa media de 48 euros mensuales, lo que supondría hacerse con el 5% del mercado. La operadora estima que podría alcanzar unas ventas cercanas a 25 millones de euros en este segmento de negocio el año que viene.

Los responsables de Eurona creen que hay más de un millón de potenciales clientes en este colectivo, que aunque son personas que regresan a su país pasado el tiempo, vuelven con posterioridad a España, porque en su mayoría son propietarios de viviendas. El 70% de estos posibles clientes se concentra en Baleares, Canarias, Andalucía y la costa levantina.

La compañía cree que las grandes operadoras no prestan la atención debida a este colectivo, en el que pretende hacerse fuerte. Eurona ha creado la figura del “conseguidor”, personas que habitualmente ayudan a estos turistas extranjeros a establecerse y contratar los servicios básicos en las localidades costeras o colonias. Estos “conseguidores” son de la misma nacionalidad de los clientes en muchos casos, lo que ayuda a mejorar la fidelidad.

Eurona cuenta ya con cerca de 150 de estos prescriptores en distintas zonas que ayudan a contratar sus servicios. Este personal, que tiene una amplia relación con estos turistas de larga duración, trabaja a la vez en agencias inmobiliarias, empresas de limpieza e incluso operadoras locales.

En términos de tecnología, Eurona basa los servicios en su tecnología móvil 4G junto con el wifi (en algunas áreas geográficas recurre al satélite, con su filial Quantis). En zonas donde no tiene despliegue propio, la operadora recurre a la red de Telefónica, bien de ADSL, bien de fibra óptica.

Estos movimientos coinciden con las ampliaciones de capital puestas en marcha por la operadora para captar nuevos inversores y recursos de cara a su proceso de expansión. El objetivo de Eurona es captar en torno a 30 millones de euros. La empresa ha convocado junta de accionistas para aprobar estas operaciones el próximo 23 de junio.

Eurona dio un salto cualitativo y cuantitativo el pasado año al cerrar cuatro adquisiciones: la citada Quantis, Sultan Telecom, Hablaya y Stonework, valoradas en su conjunto en 43 millones de euros. Unas adquisiciones que ocuparon una posición de gran relevancia en el nuevo plan estratégico, presentado en otoño.

Plan estratégico

La compañía presentó en octubre un nuevo plan estratégico en el que prevé pasar de unos ingresos de 26 millones de euros en 2015 a 239 millones en 2020. En 2016, Eurona alcanzó un volumen de negocio proforma, al incorporar las cuatro empresas adquiridas, de 161,5 millones.

Asimismo, la operadora cerró 2016 con un ebitda proforma de 9,6 millones de euros, y tiene un objetivo de alcanzar los 21 millones en 2018 y los 34 millones en 2020, con una tasa de crecimiento anual del 36,2%.

Dentro de sus proyectos, la operadora lanzó el pasado año un plan para abrir cerca de 250 tiendas en los próximos tres años dentro de su estrategia de expansión del servicio de 4G residencial en localidades con baja o nula conectividad.

Normas