Portela deja la presidencia de Deoleo tras dar por terminada la reestructuración

Anuncia su dimisión tras la junta de accionistas como presidenta ejecutiva

Tossato, hasta ahora consejero delegado, asume las responsabilidades

Rosalía Portela, expresidenta de Deoleo.
Rosalía Portela, expresidenta de Deoleo.

Rosalía Portela ha dado este lunes por terminada su etapa al frente de Deoleo. La presidenta ejecutiva del grupo aceitero ha anunciado durante la junta general de accionistas de la empresa que presentaba su dimisión del cargo. Portela ha ligado esta decisión al hecho de haber concluido la "etapa de restructuración y redefinición".

Portela llegó al cargo en septiembre, sustituyendo junto con Pierluigi Tosato a la anterior directiva, dirigida por Manuel Arroyo -hoy presidente de Coca-Cola México- y que solo duró un año en la compañía aceitera. Según ha informado en el discurso, Tosato asume la presidencia ejecutiva de la empresa.

Según se explica desde la compañía, se eligió a sendos directivos con capacidades ejecutivas, centrándose la actividad de Portela en la reestructuración de la empresa, y Tosato en la actualización del modelo comercial del grupo. Una vez culminado el proceso que ha supuesto, entre otras cosas, el cierre de dos fábricas y sendos ERE en España y en Italia, Portela deja la presidencia y el consejo de administración.

"La sociedad venía de una situación complicada (...) y afrontaba una serie de retos pendientes en su estructura industrial y organizativa a las que había que dar solución y que habían ido posponiéndose en el tiempo", ha asegurado durante la junta la presidenta.

La presidenta saliente ha hecho este anuncio en una junta marcada en el calendario como el último paso antes de que Deoleo llevara a cabo la reducción de capital anunciada hace dos meses para salir de su situación de "causa de disolución" en la que entró al cierre del pasado ejercicio. La reducción de capital social es de 323,30 millones de euros, hasta 115,46 millones de euros, con el fin de restablecer el equilibrio patrimonial y evitar así su disolución.

Normas