Las grandes telecos tiran del 4G y superan los 25 millones de clientes en España

Las operadoras incorporan 6,61 millones de usuarios en el último año

Orange se mantiene por delante de Vodafone y Telefónica

telecomunicaciones
Un usuario habla con su móvil en una calle de Madrid.

Los cuatro grandes operadoras españolas, Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil suman ya algo más de 25 millones de clientes de móvil 4G. Las tres mayores, Telefónica, Orange y Vodafone sumaron un total de 1,23 millones de usuarios en el primer trimestre del año y 6,61 millones durante los últimos doce meses.

De esta forma, el LTE supondría ya más del 66,5% del total de 37,62 millones de líneas de banda ancha móvil que cuentan los cuatro grandes grupos en su conjunto, según las estimaciones publicadas por la CNMC.

Por compañías, Orange España se mantiene al frente del mercado al alcanzar los 8,22 millones de clientes de 4G a final de marzo, frente a los 5,8 millones alcanzados en la misma fecha del pasado año, según indicó la compañía en la presentación de sus resultados trimestrales. La cifra equivale al 52% de su cartera total de usuarios móviles. Durante el primer trimestre del año, la compañía incorporó en torno a 328.000 nuevos clientes de LTE.

La compañía señaló que su red 4G cubre al 91,4% de la población española, incluyendo todas las capitales de provincia (en marzo de 2016 llegaba al 87% de la población). En este caso, España superaría a Orange Francia, que cubría en dicha fecha el 89% de la población, aunque se quedaría por detrás de Polonia con el 99%.

A su vez, Vodafone cerró el mes de marzo con un total de 7,6 millones de clientes de 4G, tras incorporar 2,13 millones durante el pasado año. La cifra equivale a más del 52% de su cartera total de usuarios de telefonía móvil. La empresa incorporó más de 400.000 nuevos clientes de 4G entre enero y marzo, periodo correspondiente a su cuarto trimestre fiscal.

La teleco continuó con sus despliegues de las infraestructuras de LTE, alcanzando un total de 4.400 municipios con el 96,5% de la población española (un 91% en marzo de 2016). Vodafone indicó que en 985 de estos municipios se puede acceder a la tecnología 4G+, que permite obtener velocidades de bajada de hasta 350 Mbps. La cobertura 4G de Vodafone en España se sitúa por detrás de la alcanzada por la teleco en Italia y Reino Unido, donde cubre el 97% y el 96% de la población de estos países, respectivamente, y por delante de Alemania, que se queda en el 90%.

Telefónica, por su parte, concluyó el primer trimestre del año con 6,58 millones de clientes de LTE, un 45,8% más que en la misma fecha del ejercicio anterior, y 2,06 millones de usuarios más en términos absolutos. La cifra supone el 38% de su base total de clientes de móviles y el 43,5% de su base de usuarios de contrato. La compañía, eso sí, busca recuperar la desventaja con sus competidores y sumó más de 510.000 nuevos clientes de 4G entre enero y marzo.

MásMóvil, matriz de Yoigo y Pepehone, cuenta con cerca de 2,65 millones de clientes con terminal, tarifa contratada y tarjeta SIM de 4G, si bien el servicio de LTE está disponible para más de cuatro millones de usuarios. 

En términos de líneas de banda ancha móvil, incluyendo todas las tecnologías, Movistar obtiene el 29,50% del total de 40,01 millones de estas conexiones existentes en España a final de marzo, según la CNMC. Le siguen Orange con el 27,96%, Vodafone con el 27,04% y MásMóvil, matriz de Yoigo, con el 9,54%. Las demás compañías se reparten el 5,96% restante de estas líneas.

El parque ha aumentado en más de 2,31 millones de líneas durante los últimos doce meses.

Más tráfico y más gasto por cliente

El avance del 4G viene acompañado de un imparable crecimiento del tráfico de datos en las redes móviles en España. Por ejemplo, Telefónica indicó que este tráfico aumentó en un 58,9% durante el primer trimestre, al superar los 66.944 terabytes, nuevo récord histórico de la compañía.

En la misma línea, Vodafone indicó que el tráfico de datos en sus redes europeas registró un crecimiento del 55% entre enero y marzo.

El aumento del consumo de datos móviles que acompaña al avance del 4G ha contribuido en muchos casos al aumento del gasto por cliente (arpu). Orange señaló que el arpu móvil de sus clientes en España aumentó un 4,6% en el primer trimestre del año hasta 13,6 euros al mes.

Normas